Histórico acuerdo entre Portugal y Castilla y León para desbloquear la carretera Puebla-Bragança

Carretera autonómica en Rihonor de Castilla.

Compromiso para arreglar la carretera, de titularidad de la Junta en el lado español, y la variante de Rihonor de Castilla.

La esperada mejora de la conexión entre Zamora y Portugal a través del paso de Rihonor de Castilla ha dado un paso definitivo que permitirá desbloquear el proyecto después de 20 años de reivindicaciones. Un acuerdo entre el gobierno portugués y la Junta, propiciado por RIET y la asociación Eixo Atlántico, se traducirá en la puesta en marcha de los trámites para arreglar este tramo y mejorar definitivamente la conexión entre Zamora y Bragança a través de Sanabria, acuerdo en el que la estación del AVE de Otero ha tenido un papel determinante, ya que podrá unir toda la comarca hispanolusa con las capitales gallegas y con Madrid.

 

Esta conexión internacional es un histórico 'tapón' de las comunicaciones entre Zamora y Portugal, ya que hace años que se trabaja para poder mejorar el trayecto entre Puebla de Sanabria y Bragança. Descartada su conversión en autovía, hace años que su mejora forma parte de la reivindicaiones de las cumbres hispanolusas. En la parte española requiere el arreglo de la carretera autonómica ZA-921, perteneciente a la red complementaria local, un tramo de 16 kilómetros con una intensidad diaria de circulación (IMD) de 115 vehículos por día y, en la parte portuguesa, llevará al arreglo de la vía que continúa la anterior en territorio portugués hasta Bragança, una carretera de titularidad municipal.

 

El mayor problema es el tramo común, el embudo que hace la carretera a su paso por las localidades de Rihonor de Castilla (lado español) y Rio de Onor (en Portugal) cuyos cascos urbanos están prácticamente unidos. Es necesario hacer una variante para evitar este paso.

 

Imagen de la reunión.

 

En una reunión celebrada en la Câmara Municipal de Bragança, entre el consejero de Fomento y medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez Quiñones, el Presidente de Infraestructuras de Portugal (IP), António Laranjo, a la que asistieron el alcalde de Bragança, Hernâni Dias, el delegado de la Junta en Zamora, Alberto Castro, el alcalde de Puebla de Sanabria y senador, José Fernández, y el secretario general del Eixo Atlántico Xoan V. Mao se ha llegado al acuerdo que permite desbloquear las obras para la reforma de la carretera entre Bragança y Puebla de Sanabria por Rihonor de Castilla, después de más de 20 años planteadas lo que contribuye a resolver una de las reivindicaciones históricas del Eixo Atlántico.

 

Esta obra, sobre el trazado actual en su mayor parte, permitirá conectar la localidad portuguesa de Bragança y todo el noroeste trasmontano con el AVE a su paso por Otero de Sanabria a la que los colectivos de Puebla de Sanabria y la provincia de Zamora, así como el propio Eixo Atlántico han propuesto denominar “Sanabria - Bragança” o “Sanabria, Puerta de Trás-os-Montes”.

 

Esta conexión, estimada en unos 20 minutos, supondrá un fuerte impacto económico tanto para la provincia de Zamora, como a la región de Trás-os-Montes (Portugal), tanto en el ámbito industrial, como para el turístico, impacto que también se estima, se extenderá a la provincia de León.

 

En este sentido, hay que recordar que O Barco de Valdeorras, localidad gallega que dista apenas a 45 kilómetros de Ponferrada y cuyo alcalde es el actual presidente del Eixo Atlántico, Alfredo García, está diseñando con Bragança y la Comunidad Intermunicipal trasmontana, una estrategia que permita poner en valor el Eje Interior del Eixo Atlántico, como bisagra entre León y Zamora y la costa de la eurorregión.

 

El acceso de Bragança y del nordeste trasmontano al AVE que une Galicia y Madrid aportará una clientela potencial de 200.000 habitantes que viven en la zona, al tiempo que se beneficiará de las Alta velocidad y lo que ello conlleva en términos de desarrollo económico, en general y turístico, en particular.

 

El secretario general del Eixo Atlántico, Xoan V. Mao, que también lo es de la Red Ibérica de entidades Transfronterizas, RIET, red a la que pertenecen entidades como la Asociación Ibérica de Municipios Ribereños del Duero (AIMRD), con sede en Valladolid y en la que está integrada Zamora, considera que estas pequeñas infraestructuras pueden suponer “pasos de gigante” en la movilidad moderna y competitiva que no solo favorezca a la población existente, sino a la captación de población para superar la crisis demográfica de la frontera de la que se saldrá, afirma, “conjuntamente con el lado portugués, generando masa crítica que a su vez produzca desarrollo económico”.