Homenaje de Luz y Vida a los difuntos de la Semana Santa zamorana

Procesión de Jesús Luz y Vida.

La hermandad de Nuestro Señor Jesús de Luz y Vida hace su tradicional desfile entre la Catedral y el cementerio de San Atilano.

La Hermandad Penitencial de Nuestro Señor Jesús de Luz y Vida protagoniza la única procesión del sábado por su habitual recorrido, que une la catedral con el cementerio de San Atilano, donde hará su ofrenda antes del regreso al templo de salida.

 

La hermandad tiene como fin hacer un homenaje a todos los que hicieron posible la Semana Santa zamorana, por eso lleva hasta el cementerio su procesión. En el desfile, los hermanos visten túnica y capucha monacal blanca, portando un farol eléctrico entre sus brazos. 

 

La hermandad hará su habitual recorrido desde la Catedral; tras el acto de oración a las 19.30 horas, la procesión parte en dirección al cementerio de San Atilano, donde celebra el acto de ofrenda-oración, momento en el que actúan el cuarteto musical y el coro de la hermandad para interpretar 'De profundis'. Después, inician el camino de regreso al templo de origen.