Imputado por pegar un tiro a un perro y mantener otros 54 en malas condiciones

La Guardia Civil de Zamora ha imputado a una persona como supuesto autor de un delito de maltrato de animales domésticos, al matar de un tiro a uno de sus perros de caza, y encontrar numerosas irregularidades en una rehala con 54 perros en mal estado, algunos de ellos de razas peligrosas y sin documentación.

Las investigaciones, según ha informado la Comandancia, arrancaron a principios de mes cuando la Guardia Civil de Zamora tuvo conocimiento de la existencia de un perro de caza muerto dentro de un terreno cinegético en la comarca zamorana de Tábara, donde se había realizado una cacería. Una vez conocido el hecho el equipo de Seprona de la Guardia Civil de Zamora se trasladó al lugar y comprobó como en una finca de la localidad de Faramontanos de Tábara se encontraba un perro de raza 'Alano Español' muerto sobre el suelo.

 

Al proceder a realizar la inspección ocular se pudo observar como el animal presentaba un orificio de bala en el cráneo, posiblemente provocado por arma larga de las utilizadas para la caza mayor. El Seprona inició las correspondientes diligencias de investigación con la finalidad de averiguar la identidad del autor del acto delictivo y el pasado 15 de octubre procedió a imputar un delito de maltrato de animales domésticos a un vecino de la capital zamorana.

 

Los agentes continuaron con las investigaciones y comprobaron que  el imputado era dueño de una rehala de perros, por lo que solicitaron la  colaboración a la Unidad Veterinaria de Zamora para realizar una inspección del núcleo zoológico que el imputado tiene en una localidad próxima a Zamora. Como resultado de la inspección se procedió a la inmovilización de los 54 canes de diferentes razas que forman la explotación animal por numerosas irregularidades.

 

Entre ellos han apuntado la falta de limpieza y hacinamiento de los animales; falta de identificación de los animales y ausencia de vacunas y de censo, además de falta de los permisos necesarios para la realización de esta actividad. Entre los 54 animales que forman la explotación también se halló durante la inspección, tres animales de razas potencialmente peligrosas, carentes igualmente de la documentación necesaria para la tenencia de este tipo de animales peligrosos.

 

Las diligencias instruidas fueron a disposición del Juzgado de Guardia de Zamora. Por su parte, las numerosas infracciones administrativas observadas han sido trasladadas a la Autoridad Administrativa competente en cada materia.