Iñaki Urdangarin recibe la visita de la infanta Cristina y su hijo Pablo

EP

La infanta Cristina llega a la prisión de Brieva en un coche tintado.

El aislamiento al que se encuentra sometido Iñaki Urdangarín en Brieva se ve paliado por las visitas familiares que el marido de la Infanta Cristina recibe desde que ingresara en prisión. Si la semana pasada eran Ana y Laura quienes se desplazaron hasta el centro penitenciario de Ávila acompañadas de sus respectivos maridos, esta, lo hacía Clara con el suyo.

 

Alrededor del mediodía del sábado, el matrimonio llegaba a la prisión visiblemente relajado y esbozando una tímida sonrisa. Tras realizar la identificación reglamentaria como el resto de familiares que visitan a los presos, ambos permanecieron dentro el tiempo correspondiente al vis a vis con el recluso.

 

Tres horas después, Clara y su marido abandonaron la prisión de Brieva visiblemente más serios y con evidentes signos de preocupación en sus rostros. No cabe duda de que esta está siendo una de la vivencias más duras a las que se ha enfrentado el marido de la infanta Cristina.

 

Pero la de sus hermanas no es la única visita que ha recibido el marido de la infanta Cristina en la prisión de Brieva, y es que solo un día después de recibir a Clara, Iñaki contaba con la visita de uno de sus hijos y de su mujer.

 

Al igual que el resto de presos con sus familiares, la infanta Cristina esperó al fin de semana y llegó a la prisión intentando pasar desapercibida y es que, a diferencia de los familiares del ex Duque de Palma, la hermana del rey Felipe intentó por todos los medios que no se le fotografiara entrando en prisión.

 

En la parte trasera de un coche con las lunas tintadas hizo su entrada la Infanta Cristina en prisión y es que, como pone en el reglamento de la prisión, los presos no pueden recibir visitas durante la semana, tan solo durante los fines de semana. 

 

Aunque por el momento no tenemos la imagen de la hija del rey Juan Carlos entrando en prisión caminando, lo cierto es que esta podría ser la segunda visita que Iñaki Urdangarín recibe de su mujer y es que existen medios que confirman la visita de la Infanta el primer fin de semana en el que su marido entró en prisión.

 

En esta ocasión se sumaría a la vista uno de los hijos del matrimonio, Pablo Nicolás, que a sus 17 años entraba de la misma manera que su madre.