Incendios, seguridad y energía centran los acuerdos hispanlusos con influencia para Zamora
Cyl dots mini

Incendios, seguridad y energía centran los acuerdos hispanlusos con influencia para Zamora

Uno de los aviones anfibios desplazados por el Ministerio.

Se reforzará el centro de cooperación policial en Quintanilha/Alcañices, las interconexiones de gas que deberían impulsar el gasoducto por Zamora y la cooperación en incendios, que permitirá intervenir en una franja fronteriza de 25 kilómetros.

La XXIX Cumbre Luso-Española celebrada este lunes y martes en Vila Real (Portugal) ha terminado con la firma de ocho acuerdos, memorandos o declaraciones conjuntas entre ambos Gobiernos, para impulsar la cooperación en ámbitos como el policial, el de empleo, el de cooperación científica y tecnológica y el del turismo. Algunos de los acuerdos tienen efectos para Zamora.

 

Los ministros de Interior han suscrito un acuerdo para impulsar los Centros de Cooperación Policial y Aduanera (CCPA) hispano-portugueses para mejorar el intercambio de información y apoyar a las Fuerzas de Seguridad de ambos países. Para ello, han decidido optimizar su régimen de funcionamiento y han acordado que utilicen la herramienta de intercambio seguro de información (SIENA). En la actualidad, hay cinco CCPA hispano-portugueses, dos en territorio español en Tuy/Valença do Minho (Pontevedra) y Cayas/Elvas (Badajoz), y tres en territorio portugués en Vilar Formoso-Fuentes de Oñoro (Salamanca), Castro Marim/Ayamonte (Huelva) y Quintanilha/Alcañices (Zamora).

 

En materia energética, los dos Gobiernos ha analizado las posibilidades de cooperación en el sector del gas natural, avanzando en los trabajos de cara a firmar un Tratado sobre el establecimiento de un Mercado Ibérico de Gas Natural ya en el 2017. En ese ámbito, han insistido en la necesidad de aumentar las interconexiones, tanto de electricidad como de gas natural, entre ambos países, y en especial de los dos países con el resto de Europa. Ahí entra el proyecto del gasoducto por Zamora, que lleva en punto muerto desde hace años.

 

Por otro lado, los dos Gobiernos han acordado la futura revisión del Protocolo Adicional de Asistencia Mutua en Incendios Forestales en las Zonas Transfronterizas, para ampliar la franja de actuación directa a 25 kilómetros en cada lado de la frontera y extender su ámbito a otras emergencias. También han decidido colaborar para el intercambio de información en materia de infracciones de seguridad vial.