Inmaculada Gómez: “El sector turístico demanda un plan de reactivación que proteja a sus trabajadores e incentive la demanda”

Inmaculada Gómez, procuradora de Ciudadanos en las Cortes.

La procuradora abulense apuesta por apoyar a los empresarios abulenses del turismo y la hostelería, ante el previsible aumento de flujos de viajeros hacia el turismo de interior

La procuradora de Ciudadanos por Ávila en las Cortes de Castilla y León, Inmaculada Gómez, ha defendido “la puesta en marcha de un plan autonómico para la reactivación del turismo, en concordancia con las demandas del sector en la Comunidad, que contemple medidas que protejan a los trabajadores y que incentiven la demanda, con el fin de paliar los efectos ocasionados por la pandemia”.

 

La Covid-19 ha dibujado un escenario de incertidumbre en muchos sectores, golpeando fuertemente al sector turístico durante el confinamiento, que en Ávila representa casi un 20% del PIB provincial y el 10% en Castilla y León”, ha recordado Gómez, y en la desescalada, turismo y hostelería deberán someterse a medidas de distanciamiento e higiene extraordinarias y a un flujo de viajeros menor, con el consiguiente impacto en las empresas del sector.

 

Este impacto, relevante en la capital y en la provincia, donde el turismo rural está consolidado y contribuye a vertebrar la economía de muchos municipios, representa también ahora una oportunidad ante el previsible auge del turismo de interior en los próximos meses, pero esto requiere de apoyos desde el sector público.

 

Plan de reactivación en dos fases

Gómez ha recordado que la Consejería de Cultura y Turismo está volcada en la elaboración de un plan de reactivación de la cultura, el turismo y el deporte en la Comunidad, de la mano de los agentes y profesionales de esos sectores, estructurado en dos fases”.

 

La primera, ha recordado, está dotada de 8,5 millones de euros y contempla cuatro medidas: ayudas a la promoción y formación en la cultura, el deporte y el turismo, y a su asociacionismo; una línea de ayudas a la modernización, innovación y digitalización en el sector cultural; otra línea enfocada a la inyección de liquidez para empresas de los sectores turístico y deportivo y, para finalizar, medidas para paliar el impacto en el sector del patrimonio cultural.

 

La segunda fase se centra en la adaptación a la desescalada, con la reprogramación de actividades suspendidas debido al estado de alarma y la adaptación de las líneas de subvenciones existentes. 

 

Estas medidas entroncan con las propuestas por Ciudadanos en el ámbito nacional para recuperar el sector turístico y el hostelero. El Grupo Parlamentario ha presentado en el Congreso de los Diputados una batería de medidas que pivotan sobre cuatro ejes: la extensión de las ayudas ya existentes, un plan de alivio fiscal, protocolos de seguridad, salud e higiene y coordinación europea para levantar restricciones de movimiento.