Insultos, amenazas, agresiones a los agentes: Al calabozo en Salamanca tras intentar sustraer objetos de electrónica

El presunto ladrón fue interceptado por los vigilantes de un establecimiento comercial de la Avenida de Agustinos Recoletos. 

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un varón de 48 años, como presunto autor de un delito de hurto, al ser interceptado por el servicio de seguridad de un establecimiento comercial con efectos sin abonar y por otro delito de atentado y resistencia a agentes de la autoridad, por insultar, amenazar y agredir a los que acudieron al lugar a requerimiento de los vigilantes de seguridad.

 

La Sala CIMACC 091 comisionó a una dotación policial al establecimiento comercial de la Avenida de Agustinos Recoletos, a requerimiento efectuado por los vigilantes de seguridad que habían sorprendido e interceptado a un individuo cuando pretendía abandonar el establecimiento con efectos sustraídos en el interior, sin abonarlos en línea de cajas.

 

A su llegada, los agentes procedieron a la identificación del varón, que había sustraído efectos en el departamento de electrónica, comenzando este a proferir insultos y amenazas, aumentando progresivamente su agresividad, llegando a abalanzarse contra ellos, resultando uno con lesiones, por lo que procedieron a su detención.

 

En su traslado a dependencias y ya en estas, antes de su ingreso en los calabozos, continuó en la misma actitud descrita. El detenido, con las diligencias tramitadas, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia.