Investigan a un vecino de un municipio sevillano por la muerte de animales atados a la vía del tren

Un guardia civil junto a uno de los cadáveres de los animales

Durante la investigación se encontraron los cadáveres de una oveja, un mastín, un pastor alemán y trece galgos, dos de los cuales eran los ejemplares atados a la vía. 

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Sevilla investiga a un vecino del municipio sevillano de Olivares como presunto autor de un delito de maltrato animal, después de que diversas asociaciones protectoras de animales y personas anónimas denunciaron, a través de redes sociales, la aparición de varios cadáveres de animales atados a la vía del tren, entre los puntos kilométricos 11,000 y 14,640 a su paso por la localidad de Salteras.

 

Según ha informado el Instituto Armado en una nota, el hilo conductor de la investigación del Seprona se inicia tras el hallazgo del cadáver de una oveja encontrada en la vía del tren. La inspección del crotal que llevaba el animal llevó a la posterior identificación de las diferentes personas implicadas supuestamente en los hechos.

 

Durante el transcurso de la investigación, se constató la muerte, además de la oveja, de un ejemplar de pastor alemán, un mastín y 13 galgos, siendo dos ejemplares de esta raza los que aparecieron atados en medio de la vía del tren.

 

Además, y fruto de la tenacidad en la investigación llevada a cabo por los agentes del Seprona de Sevilla, se pudo localizar, en las inmediaciones del domicilio de la persona investigada, el cadáver de otro perro más.