Investigan al fraile Manuel Briñas, antiguo responsable de la cantera del Atlético, por presunto abuso

Manuel Briñas

La Provincia de España de la Compañía de María, los 'Marianistas', han anunciado que abrirán una investigación sobre el caso del fraile marianista Ángel Manuel Briñas, antiguo responsable de la cantera del Atlético de Madrid, por presuntos abusos a un menor.

 

Según informa el diario 'El País' este miércoles 13 de febrero, Briñas, de 88 años, ha admitido haber abusado sexualmente de un menor de edad cuando era responsable deportivo y de scouts del Colegio Marianista Hermanos Amorós, del madrileño barrio de Carabanchel.

 

Los Marianistas han expresado su "estupor y consternación" por la noticia y han condenado "cualquier tipo de abusos", especialmente, "los abusos sexuales a menores".

 

"Los religiosos marianistas expresamos nuestro estupor y consternación ante estos hechos de los que no teníamos noticia hasta este momento. Condenamos rotundamente cualquier tipo de abuso a las personas, y muy especialmente los abusos sexuales a menores. Nuestra vocación educadora se opone frontalmente a estos abusos, contrarios a nuestros principios y, por lo tanto, inadmisibles en cualquier circunstancia", subrayan en un comunicado.

 

Los Marianistas piden "perdón" a la víctima que sufrió los abusos por parte de este religioso y a su familia y le proponen un encuentro para "escucharla, pedirle personalmente perdón y ofrecerle ayuda", aunque admiten que "nada podrá borrar lo ocurrido".

 

Con el fin del "total esclarecimiento" de lo ocurrido, anuncian que abrirán una investigación "respetando siempre la voluntad de las posibles víctimas y el derecho de presunción de inocencia" y, en función de los resultados de la misma, indican que "se tomarán las medidas oportunas". Para ello, ofrecen su colaboración con todas las instancias competentes.

 

Los religiosos marianistas de España aseguran que comparten con el Papa Francisco y con la Iglesia "el esfuerzo por superar malas prácticas y mentalidades equivocadas, que en el presente o en el pasado, han servido para encubrir estos hechos tan lamentables".

 

Finalmente, piden a las familias de los alumnos de colegios marianistas "confianza" en su labor porque se comprometen a "atajar cualquier hecho de este tipo" y porque aseguran que trabajan cada día "para proteger a los menores y hacer de las escuelas espacios seguros".