Jabalís, corzos, ciervos y zorros provocan más de 600 accidentes de tráfico en las carreteras de Zamora

Los animales causaron en 2013 más de 800 accidentes de tráfico en Zamora.

Los siniestros con animales representan casi el 60% de los que se producen y aumentan cada año: en 2013 fueron más de 800. La N-631, de acceso a la Sierra de La Culebra, es el punto más conflictivo y la provincia, una de las más afectadas por este problema.

CON LA NUEVA LEY, LOS DAÑOS LOS PAGA EL SEGURO DEL CONDUCTOR

El proyecto de ley de Tráfico y Seguridad Vial incluye un cambio importante para el colectivo de cazadores, ya que en adelante, cuando un automovilista atropelle un ejemplar cinegético en un coto, un jabalí o un corzo, la responsabilidad recaerá en el seguro de su vehículo, y no en el coto como ocurría casi siempre hasta ahora. Esta modificación solo tendrá dos excepciones: cuando el siniestro se deba a una acción de caza, una batida, o a una mala señalización. En el primer supuesto responderá la póliza del coto y en el segundo, la Administración.

La señalización que advierte de la posible presencia de animales en la carretera no es, en el caso de Zamora, precisamente de adorno. Al menos, no en carreteras como la N-631 que une la capital con las localidades de la Sierra de la Culebra, un trayecto en el que están presentes y donde se producen la gran mayoría de los accidentes con especies cinegéticas en la provincia. Así lo confirma la Dirección Provincial de Tráfico, que cuenta estas situaciones entre los mayores problemas de la vialidad en la provincia.

 

Según los datos facilitados por tráfico a TRIBUNA de Zamora, durante 2013 se produjeron en Zamora 1.414 accidentes de tráfico; de ellos, 803 estuvieron protagonizados por animales, una cifra creciente que tiene que ver con la siniestralidad por culpa de incidentes con especies cinegéticas. De hecho, los siniestros con animales domésticos ascendieron a 114, de los cuales 101 fueron con perros, una cifra ligeramente inferior a la de 2012 (entonces fueron 110). Y aumentan los que provocan animales de caza.

 

Así, esos 803 accidentes que provocan los animales en la provincia ya representan el 56,65% de los que se produjeron el año pasado. Zamora es una de las provincias más afectadas y acumula el 12% de los accidentes de este tipo en Castilla y León; Soria y, especialmente, León (donde hace un par de años hubo 1.400 accidentes con especies cinegéticas) son las más problemáticas. 

 

De todos los accidentes en Zamora, 635 corresponden con fauna silvestre, especies cinegéticas que irrumpen en las carreteras. Lo más frecuente, el choque con jabalís, que provocó 293 accidentes; por detrás, los 175 accidentes con corzo, 133 con ciervo y 34 con Zorro. Afortunadamente, estos accidentes no han causado gran número de víctimas. De hecho, solo en tres de estos más de 800 accidentes con animales hubo víctimas, tres de ellos heridos leves y solo uno grave.

 

Esta es una situación preocupante porque los accidentes con animales, especialmente especies de caza, se han convertido en un quebradero de cabeza para las autoridades. En 2012, los animales provocaron en Castilla y León más de 2.000 accidentes, principalmente con corzos y jabalís, lo que provocó 200 víctimas (entre ellas, tres muertos). Esto obligó al delegado del Gobierno, Ramiro Ruiz Medrano, a recuperar la comisión de estudio para la evaluación y propuesta de medidas en relación con los accidentes provocados por animales.