Jesús en su Tercera Caída vuelve a rezar por sus difuntos

Procesión de Jesús en su Tercera Caída. Foto: F. Oliva

La hermandad procesiona esta tarde su patrimonio, formado por cruces de Coomonte, esculturas del mismo autor y tres tallas. En la Plaza Mayor, acto de oración por los caídos.

La hermandad de Jesús en su Tercera Caída procesiona esta tarde con sus tres tallas, protagonistas del sobrecogedor acto de oración por los caídos de la cofradía en la Plaza Mayor con sus cofrades de negro y capa blanca.

 

Cerca de 2.000 cofrades participan en la procesión desde la iglesia de San Lázaro con un cuantioso pertrecho que caracteriza a la hermandad. Por delante, y como es tradición,un buen número de cruces de los más variados estilos, todas obra del escultor zamorano José Luis Coomonte, portadas algunas por un solo cofrade, y otras a los hombros de varios; destacan la Cruz de Yugos y una gran Corona de Espinas realizada con rejas de arados.

 

Después, los tres pasos que procesiona la hermandad, 'Despedida de Jesús y su Madre' , inspirado en varios temas pictóricos de El Greco, 'Jesús en su Tercera Caída'  y la 'Virgen de la Amargura'. Y portando todos estos elementos y acompañando la procesión, un innumerable ejército de hermanos vestidos de negro, con capa blanca, portando sus hachones en forma de farol.

 

La procesión parte a las 20.30 horas y suele ser de las más populares, aunque eso dependerá del clima: se anuncian lluvias para esta tarde. Eso afectará a la presencia de público desde San Lázaro, por la calle del Riego y San Torcuato y hasta la Plaza Mayor para el acto más relevante de la procesión. Es el momento de la oración en recuerdo por todos los hermanos fallecidos de la hermandad. Como manda la tradición, los tres grupos escultóricos se colocan en paralelo para avanzar hacia el centro de la plaza escoltados, bajo un impresionante silencio, por los hermanos, que se colocan en todo el perímetro en una de las imágenes más icónicas de la Semana Santa zamorana.

Noticias relacionadas