Jesús Luz y Vida esquiva la lluvia y desfila por Zamora en homenaje a sus difuntos

La procesión de la hermandad más 'joven' circula desde la Catedral hasta el cementerio cruzando el Duero en medio del frío y el viento, pero con buena asistencia de público.

Jesús Luz y Vida, la más reciente de las hermandades de la Semana Santa de Zamora, ha celebrado sus 30 años de creación con un desfile protagonizado por el frío y la nutrida presencia de zamoranos en este Sábado de Pasión en varios de los puntos del recorrido, pero al menos ha conseguido esquivar la lluvia o que esta trastocara su horario.

 

Con puntualidad, los hermanos se han reunido en la Catedral para formar la comitiva con la que se homenajea a los difuntos de la Pasión zamorana. Está compuesta por la cruz de guía, la corona, un grupo de tambores y un terceto de viento, por delante del característico coro gregoriano y, finalmente, la imagen, que es obra del escultor zamorano Hipólito Pérez Calvo y que representa a Jesús que implora a su Padre.

 

La imagen es cargada por 50 cofrades que siguen el ritmo que marcan los tambores y es llevada hasta el cementerio de San Atilano, donde tiene lugar una ofrenda floral por los que ya no están. En su viaje desde la Catedral ha disfrutado del monopolio del Sábado de Pasión. Todavía no hay el ambiente de los grandes días, pero Zamora ha respondido a la llamada de su Semana Santa con un buen número de espectadores viendo la salida en la Catedral, siguiendo al Cristo por la peñas de Santa Marta o en su paso por el Puente de Piedra sobre el Duero. Notable la presencia de niños entre los espectadores, y también en la comitiva.

 

Los 700 hermanos, vestidos con túnicas blancas y faroles, han tenido que hacer frente a una tarde-noche fría, con el viento rebajando todavía algún grado más al termómetro, pero sin presencia de la lluvia que, al menos, no ha trastocado la salida ni el desfile hasta el cementerio y vuelta, sin incidencias. Una buena noticia para la más 'joven' de la Semana Santa que tantas vicisitudes ha pasado en los últimos años.