Jesus Nazareno esquiva la lluvia y cumple su cita con la madrugada zamorana

Los pasos, ya camino del Museo de Semana Santa.
Ver album

La cofradía de Jesús Nazareno, con un ligero retraso, logra sacar a la calle sus pasos y a miles de cofrades en la procesión más popular de la pasión.

La Cofradía de Jesús Nazareno, la más multitudinaria y popular de la Semana Santa de Zamora, ha esquivado la incómoda presencia de la lluvia que está condicionando la Pasión de este año. Un ligero retraso sobre la hora prevista y algunas prevenciones han bastado para poner en marcha la conocida como procesión de 'las cinco de la mañana'.

 

La noche precedente auguraba complicaciones para 'la mañana'. El Yacente salió protegido por una urna y su cofradía optó por recortar recorrido y adelantar el canto del 'Miserere'. Motivos había más que de peso. Según la Aemet, Zamora ha estado bajo la lluvia desde las once de la noche pasada a las cinco de la madrugada, hora de salida de la vulgo congregación.

 

Con algo de retraso por este motivo, la procesión pudo ponerse en marcha ya sin la amenaza de lluvia para desfilar con sus once pasos, sus bandas y sus miles de cofrades, vestidos de negro y con capucha, el hábito más sencillo de esta Semana Santa. Entre ellos, dos cargadores expulsador por la directiva por los hechos de una de las últimas asambleas, cuando la exigencia del pago de cuotas morosas acabó en un altercado. Fueron investigados ocho hermanos, y dos finalmente expulsados, pero beneficiados por la decisión del obispo de suspender cautelarmente su sanción.

 

La procesión arrancó tras el tradicional 'baile' del paso conocido como Cinco de Copas al ritmo de la Marcha Fúnebre de Thalberg, que congregó a cientos de asistentes. A partir de ahí, un periplo a paso ligeroa hacia las Tres Cruces para no tentar a la suerte, parada para recobrar fuerzas, y nuevo viaje por la Marina y las calles del centro hacia el Museo de Semana Santa.

 

Once pasos son los que desfilan en esta procesión, entre los que destacan 'La Caída', del imaginero zamorano Ramón Alvarez, del año 1866; 'Las tres marías y San Juan'; 'Jesús Nazareno' de Antonio Pedrero, 'Verónica', 'Desnudez', 'Crucifixión', 'La Elevación de la Cruz', de Aurelio de la Iglesia Blanco, de 1900, 'La Agonía', de Juan Tuiz de Zumeta (1604) y 'La Virgen de la Soledad'. Igualmente, forman parte de este desfile 'Camino del Calvario', de Justo Fernández, y conocido este paso como 'Cinco de copas' por la disposición del grupo escultórico donde aparece Jesús que carga con la cruz y escoltado por un centurión, un sayón y dos soldados.