José C. Vales: "La palabra inspiración sólo es la que aparece en la letra 'i' del diccionario"
Cyl dots mini

José C. Vales: "La palabra inspiración sólo es la que aparece en la letra 'i' del diccionario"

El escritor zamorano José C. Vales, premio Nadal.

El ganador del 71 Premio Nadal de Novela --dotado con 18.000 euros--, José C.Vales, ha explicado este miércoles sobre su novela 'Cabaret Biarritz': "Me divertía ofrecer un panorama lleno de salones y glamour" poblado de personajes que esperan la noche para disfrutar de pasiones y vicios.

    

"Me gustan mucho las localidades decadentes de vacaciones de los años 20, del estilo de San Sebastián, Brighton, Deauville y Niza", ha afirmado el autor zamorano en una entrevista de Europa Press. Para el escritor, estas localidades "resumen el ambiente de aquellos años de glamour, champán, princesas rusas, baúles, trajes elegantes y chicas divertidas y libres". Aunque ahora Biarritz es una localidad "donde los surferos hacen su agosto", a Vales le interesaba aquella atmósfera novelesca donde le ha resultado fácil recrear toda la acción.

 

La idea literaria parte de un cuento de Charles Dickens, "que pretendió reunir a una serie de personas a su alrededor, darles un banquete y contarles una buena historia". Esto le ha permitido tejer una historia de estructura compleja con 33 testigos, y un protagonista que está "entre un literato que escribe por encargo y un negro", y al que su editor pone a relatar una novela seria sobre unos acontecimientos criminales de 1925. "La novela es una compilación de todos esos documentos: con testigos que pueden mentir y que pueden pensar que es una investigación periodística o policial", y ante los que el lector debe decidir qué creer.

 

Sin embargo, el lector es el único de toda la historia que sabe lo que ha ocurrido, algo a lo que tampoco llega el protagonista recopilador de todas las historias, Georges Miet. Pero Vales ha insistido en que lo más divertido es el ambiente descrito, con personajes como el fotógrafo que retrata a chicas ligeras de cascos; el enterrador que concibe su cementerio como una república independiente; el administrador rey de la burocracia; el juez que intenta ocultar los hechos; el noble que enloquece de amor, y una joven 'flapper' con un mechón pelirrojo en busca del amor. Este detallismo en sus personajes ha requerido un proceso de documentación muy importante: "Para mí, la palabra inspiración sólo es la que aparece en la letra 'i' del diccionario", ha zanjado Vales, convencido de que el trabajo de escritor exige mucho esfuerzo.

 

De este modo, además de conocer muy bien la ciudad de Biarritz y de haber buceado en publicaciones de la época a través de hemerotecas, Vales ha usado la red para construir su historia, pero no únicamente, ya que "no siempre es de fiar". Uno de los referentes literarios de tal empresa es 'El gran Gatsby', de Francis Scott Fitzgerald, cuya relectura le ha sido muy útil por las fiestas del protagonista, un aspecto en el que ha insistido, junto a la psicología de los personajes. También se ha inspirado en algún relato sobre el periodismo de Ernest Hemingway, donde afirmaba que los periódicos se ocupan de alargar las noticias como folletines: "Esto me vino muy bien; yo hago a un periodista que intenta alargar los sucesos de los crímenes".

 

Con estos ingredientes en forma de novela, Vales decidió enviar su libro bajo el seudónimo de Gavroche, personaje de 'Los Miserables', de Victor Hugo, que siempre le ha gustado "porque sabe defenderse en la calle y tiene el valor interior de luchar por lo que cree".

Noticias relacionadas