La actividad de los talleres ilegales en Zamora le cuesta 1,5 millones de euros al sector

Un taller mecánico.

La Guardia Civil ha multiplicado sus inspecciones ante la proliferación de talleres que no tienen todas las autorizaciones. En Zamora se han hecho 82 y se han detectado 15 casos de irregularidades.

Durante el pasado mes de octubre de 2014 la Guardia Civil llevó a cabo un plan de intensificación en las inspecciones a talleres mecánicos, tras haber tenido conocimiento de la proliferación de establecimientos regentados por personas que aunque tenían conocimientos en la materia, carecían de cualquier titulación ni licencia de actividad. En el caso de Zamora, se inspeccionaron 82 establecimientos de los cuales 15 no contaban con todos los requisitos para la actividad. En total, su perjuicio para la actividad de los establecimientos del sector que sí tienen todas las autorizaciones es de 1,5 millones de euros al año.

 

Este tipo de actividades ilícitas desarrolladas en el ámbito de la reparación y mantenimiento de vehículos incumpliendo la normativa reguladora suponen un grave perjuicio para toda la sociedad, por cuanto ponen en riesgo tanto la seguridad vial (al realizar reparaciones carentes de control de calidad y garantía) como la seguridad medioambiental (espacialmente en lo referente al reciclaje de productos de desecho). Además de que constituyen un campo de cultivo propicio para el fraude fiscal y para el incumplimiento de la normativa reguladora de la Seguridad Social y de la de los trabajadores, además de suponer una competencia desleal para las empresas que cumplen todos los requisitos legales vigentes.

 

En cuanto a los resultados de la operación, se llevaron a cabo 5.794 inspecciones con la interposición de 9.549 denuncias de carácter administrativo que han sido tramitadas por los órganos competentes de las diferentes Comunidades Autónomas. De ese total, el 61,7% lo fueron por incumplimiento de la normativa medioambiental; el 27,9% por carencia de licencias municipales o incumplimiento de la normativa de industria; el 10,4% restante corresponden a infracciones a otro tipo de regulación entre las que destacan las relativas a la Seguridad Social o a la normativa Tributaria. Como consecuencia de ello, al finalizar y analizar los resultados de esta operación, un total de 238 talleres ilegales han clausurado su actividad.

 

El Director General de la Guardia Civil ha precisado que se ha pasado de realizar 61 inspecciones en el año 2011, a 6.548 en el año 2014, multiplicando por cien el número de actividades inspectoras que inciden directamente en la seguridad ciudadana. Así mismo, se ha pasado de formular 308 denuncias por infracciones administrativas en el año 2011, a 17.070 en el año 2014, lo que da una idea del compromiso adquirido por esta Institución en los últimos años.

 

Arsenio Fernández de Mesa ha valorado la importantísima asistencia recibida de las Asociaciones ANFAC y GANVAM en su labor orientadora de los servicios de inspección establecidos en la Operación, asesorando al personal de la Guardia Civil involucrado sobre los requisitos que han de cumplir las instalaciones dedicadas a la reparación y mantenimiento de vehículos, tanto desde el punto de vista administrativo, como de gestión de residuos, o del régimen regulador en los ámbitos industrial y tributario.

 

Por ello se ha suscrito un acuerdo con las Asociaciones ANFAC y GANVAM con el objetivo de hacer frente a esta problemática de una forma más efectiva, promoviendo la colaboración en actividades que permitan mejorar la investigación e inspección de dichas actividades ilícitas.

 

Por su parte Mario Armero, Vicepresidente Ejecutivo de ANFAC, ha señalado que el sector de la reparación de vehículos ha perdido en los últimos 6 años un 30% de su facturación, y más de 12 millones de reparaciones anuales en este mismo periodo, como consecuencia en los hábitos de los consumidores hacia un menor gasto y realización de las reparaciones imprescindibles sobre todo en vehículos más antiguos, que son las que están creciendo en el parque. Las actividades ilegales detectadas son de diversa índole, medioambiental, fiscal, laboral y con un efecto muy perjudicial sobre la seguridad vial y la recaudación de la administración