"La adaptación a las nuevas circunstancias solo pueden sorprender a quien desconozca la dilatada historia de la USAL"
Tribuna mini Saltar publicidad
Tribuna800x800 file
Cyl dots mini

"La adaptación a las nuevas circunstancias solo pueden sorprender a quien desconozca la dilatada historia de la USAL"

El vicerrector de Profesorado de la Universidad de Salamanca analiza la convocatoria de plazas de PDI lanzada por la Universidad de Salamanca y reclama la vacunación de los docentes universitarios: "El sentimiento es de abandono y falta de atención".

José María Díaz, vicerrector de Profesorado de la USAL (Foto: USAL)

La mayor oferta de personal en ocho años. Así ha calificado la Universidad de Salamanca la convocatoria de un centenar de plazas de ayudante doctor para renovar y cubrir las necesidades de su plantilla de Personal Docente e Investigador. Una convocatoria que supondrá rejuvenecer la plantilla y que se suma al "tremendo esfuerzo" realizado durante los últimos tres años para captar nuevo profesorado.

 

Así lo cuenta José María Díaz, vicerrector de Profesorado de la Universidad de Salamanca, que destaca la importancia de cubrir el elevado número de jubilaciones que se produce cada año debido a la edad media avanzada de sus catedráticos.  Además, el vicerrector analiza también cómo ha sido el proceso de adaptación de la USAL a la situación que ha tocado vivir por la crisis sanitaria y reclama que se vacune al profesorado universitario como se ha hecho con el resto del personal docente.

 

La Usal ha lanzado la mayor oferta de plazas para PDI en años, ¿qué supondrá para la Universidad esta convocatoria?

Esta oferta supone una excelente oportunidad para la captación de profesorado joven que renueve la plantilla de la USAL y compense la reducción provocada por las jubilaciones. Además, y no menos importante, permitirá al profesorado acreditado estabilizarse y promocionar a figuras superiores, en justa satisfacción de sus aspiraciones de carrera profesional.

 

¿Qué necesita la Usal para cubrir sus necesidades en cuanto a PDI se refiere?

Durante los últimos tres años se ha realizado un tremendo esfuerzo de captación de nuevo profesorado a través del programa de contratación de Profesores Ayudantes Doctores. Es necesario sostener este esfuerzo para compensar las reducciones provocadas por el elevado número de jubilaciones acaecidas en el pasado y aquellas previstas para los próximos años. En paralelo, es necesario promover la promoción a figuras de categoría superior (Profesores Titulares y Catedráticos de Universidad) para mantener el porcentaje requerido de profesorado correspondiente a cuerpos docentes universitarios.

 

Vacuna: El sentimiento en la comunidad universitaria es de abandono y falta de atención. Un país y un gobierno que desatienden así a su profesorado de la enseñanza superior manifiestan falta de confianza en el conocimiento y la investigación como motores de progreso.

 

Uno de los objetivos de esta convocatoria es rejuvenecer la plantilla, ¿cuál es el perfil del PDI en la Usal?

El profesorado de la USAL, sobre todo en lo que se refiere a los cuerpos docentes universitarios (Profesores Titulares y Catedráticos de Universidad) tiene una edad media avanzada (superior a los 60 años en el caso de catedráticos). Una consecuencia de este hecho es el elevado número de jubilaciones anuales (la media está muy cercana a los 60 efectivos anuales).

 

¿Cuál es la situación del PDI en la Usal?

Se han eliminado en su práctica totalidad las situaciones de interinidad. En el caso de los Catedráticos de Universidad, Profesores Titulares de Universidad y Profesores Contratados Doctores hemos eliminado la bolsa de acreditados existente a la llegada de este equipo rectoral, de manera que actualmente el plazo medio entre la consecución de la acreditación y la posible adjudicación de la correspondiente plaza de promoción es inferior a un año. En el caso de los Profesores Ayudantes Doctores hemos eliminado los requisitos de periodos mínimos de cumplimiento de contrato, de forma que la posesión de una acreditación a una figura superior (bien de Profesor Contratado Doctor o de Titular de Universidad) asegura una rápida promoción. Finalmente, hemos estabilizado en la figura de Profesor Ayudante Doctor a un buen número de Profesores Asociados que aspiraban a la carrera académica en la USAL, siempre y cuando contaran, al menos, con la acreditación a Profesor Ayudante Doctor.

 

Este curso y el pasado han sido complicados por la pandemia. ¿Cómo ha sido la respuesta de los profesores a la situación sanitaria y a las clases online?

El profesorado y los estudiantes de la Universidad de Salamanca han realizado un tremendo esfuerzo de adaptación a una situación muy complicada que en la práctica suponía la adopción de un modelo de enseñanza no presencial al que no estábamos acostumbrados. Afortunadamente se han adquirido las herramientas y se han puesto en marcha los procedimientos necesarios para una transición abrupta y obligada a una docencia no presencial primero, durante el periodo de confinamiento domiciliario, y a una docencia presencial segura después, durante el resto del estado de alarma. La adaptación y aprovechamiento bajo las nuevas circunstancias solo pueden sorprender a aquel que desconozca la dilatada historia de la USAL y la capacidad para la superación de adversidades que caracteriza a nuestro estudio.

 

Se han eliminado en su práctica totalidad las situaciones de interinidad.

 

Las universidades han reclamado que se incluya al profesorado universitario en la campaña de vacunación al igual que el resto de docentes, ¿cuál es la postura de la Usal?

La postura de la USAL, manifestada públicamente y en reiteradas ocasiones por nuestro Rector y trasladada a las autoridades competentes, ha sido la consideración en pie de igualdad del profesorado universitario con el resto del profesorado de los distintos niveles educativos. Desgraciadamente, no corresponde al Rector, ni siquiera a las autoridades autonómicas, tal decisión, la cual es competencia del Ministerio de Sanidad y, en última instancia, del Gobierno Central. El sentimiento en la comunidad universitaria es de abandono y falta de atención. Un país y un gobierno que desatienden así a su profesorado de la enseñanza superior manifiestan falta de confianza en el conocimiento y la investigación como motores de progreso.

Comentarios

Manuel 14/05/2021 22:42 #1
Es una pena que las plazas sean por jubilaciones y no por meritocracia. Cuantas de esas plazas son por excelencia investigadora?.. 1? 2?.....

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: