La Armada eleva de 48 a 50 años la edad máxima del personal que puede embarcar en submarinos

OTAN.- La guerra silenciosa bajo el mar: la vida en el submarino Tramontana

El almirante jefe de Estado Mayor de la Armada, Teodoro López Calderón, ha decidido elevar de 48 a 50 años la edad máxima con la que los marinos podrán embarcar en los submarinos.

La decisión ha sido adoptada ante la próxima entrada en funcionamiento de los nuevos submarinos S-80 adquiridos por las Fuerzas Armadas para renovar su flota. El Ministerio de Defensa ha anunciado que espera recibir el primer submarino de los cuatro previstos en septiembre de 2022.

Este proceso de transición que conduce la entrada en servicio de los nuevos submarinos ha llevado al AJEMA a decidir elevar la edad máxima con la que el personal puede embarcar, sobre todo con el objetivo de "asegurar una transición adecuada del personal submarinista con mayor experiencia hacia el nuevo personal", según fuentes de la Armada.

Esta medida es imprescindible para "una correcta transmisión de conocimientos", según insisten las mismas fuentes, que añaden también la necesidad de "mantener una masa crítica" del personal de los submarinos.

Pero además, el AJEMA considera que el aumento del límite de edad es posible gracias a la obligatoriedad de superación de reconocimientos médicos periódicos a la que están sometidos todos los miembros de la Armada, así como reconocimientos precios a las misiones de las unidades y pruebas físicas periódicas.

En el año 2009, la edad máxima de embarque en submarinos ya fue aumentada de los 45 a los 48 años ante la necesidad de cubrir las plantillas, que no era posible con el anterior filtro.