La asamblea por la supervivencia del Zamora CF, el día 22 de mayo

Estadio Ruta de la Plata de Zamora.

El club, que necesita 200.000 euros ya, ha convocado a todos los socios y aficionados para decidir entre las alternativas para su salvación.

 

El Zamora CF acaba de confirmar que la asamblea extraordinaria en la que se debatirá sobre la supervivencia del club tendrá lugar el día 22 de mayo, una vez obtenida la disponibilidad del salón de actos del colegio universitario, que será donde se celebre. La misma se convoca para las 19:30 en primera convocatoria y a las 20:00 en segunda convocatoria en el mencionado salón.

 

La asamblea tendrá un único punto del orden del día: el debate y votación de propuestas para la viabilidad económica y continuidad del club. Se pide la máxima asistencia de socios compromisarios y, por la importancia del asunto, se permitirá la entrada de socios convencionales. Son tres las alternativas que maneja el club para su salvación.

 

1.- Que sean todos los socios quienes hagan frente a la cantidad necesaria, estableciendo cuotas o derramas y métodos de pago. Opción que ya se contempló en parte con la campaña de adelanto de carnés y que obtuvo el compromiso de sólo 200 socios.

 

2.- Que sean alguno socios y empresarios quienes hagan frente a la cantidad necesaria en un plazo máximo de 10 días, teniendo en cuenta que si este grupo quisiera hacerse cargo de la gestión de su dinero, la asamblea deberá modificar los Estatutos de forma y modo que se puedan constituir en gestores de la entidad hasta su saneamiento y convocatoria de nuevas elecciones.  

 

3.- Transformación del Club en una SAD Sociedad Anónima Deportiva.

 

Si antes de finalizar la Asamblea los socios no se han comprometido a satisfacer los 200.000 euros para estabilizar el club, la directiva pondrá su cargo a disposición de los socios quienes decidirán si se constituye una Junta Gestora acorde a los Estatutos. Si tampoco saliera adelante, se propondrá finalmente la disolución del club.

 

El Zamora CF ha planteado una llamada urgente a los socios, empresas y ciudadanos zamoranos para intentar salvar el club a la desesperada. La cantidad que se ha puesto sobre la mesa es la de 200.000 euros, que son los que hacen falta para afrontar el final de temporada tras ver como el pleito con Puma se llevaba los fondos previstos para cumplir con jugadores, empleados, proveedores, impuestos... El plazo para resolver la situación es de 10 días, cuando se convocará una nueva asamblea extraordinaria para decidir si son los socios los que pagan, si hay aportaciones de empresas o si se intenta la conversión en SAD. Si no hay solución, se disolvería la directiva y, en última instancia, se plantearía la disolución del club.

Noticias relacionadas