Cyl dots mini

La asociación de la capa 'parda' hace entrega a los pastores de Aliste de su premio más simbólico

La capa, que muchos pastores de la zona siguieron usando, regresa a sus orígenes con el premio a Jesús Vara en la jornada de exaltación de Rabanales.

La jornada de exaltación de la capa alistana, celebrada este domingo en Rabanales, ha completado un viaje a las esencias de la activa asociación y de la propia prenda. El motivo, la entrega de la capa de honor de este año que ha recaído en aquellos que siguieron usándola durante los muchos años qu esta prenda tan emblemática pasó acercándose al olvido: los pastores de Aliste. Para ellos ha ido la distinción de este 2019 en una jornada fría que no ha asustado a los cerca de 200 participantes.

 

La capa de honor de este año recaía en uno de los colectivos que ha mantenido vivo su uso y preservación, que nunca dejó de usar esta valiosa prenda, los pastores de la comarca de Aliste, cuna de la capa y reserva espiritual de la asociación y sus objetivos. En su nombre, Jesús Vara, más de 90 años, fue el encargado de vestirla en el momento álgido de la celebración.

 

Antes, a partir de las 11 de la mañana, los participantes habían sido convocados por la Asociación para el Estudio y la Promoción de la Capa Parda Alistana de Honras y Respeto (Apeca) en Rabanales para un desayuno que resultó reconfortante dadas las bajas temperaturas. Al calor del café y los productos de la tierra (bollos artesanos, miel) se calentaron los cuerpos, muchos ya ataviados por la espectacular capa, este domingo más cómoda que nunca.

 

A partir de las 12.30 empezaron a reunirse los convocados en torno a la iglesia de El Salvador, una joya que recoge buena parte de la historia de la comarca, construida en época de los Reyes Católicos y con muchos elementos de la romanización de la zona. El nutrido grupo estaba encabezado por Félix Marbán y los miembros y directiva de la asociación, y amenizada con la música de la Asociación Tamborileros de Zamora y el grupo folclórico Manteos y Monteras. Representación institucional del presidente de la Diputación, Francisco Requejo.

 

Tras una vuelta 'procesional' a la localidad, regreso a la iglesia para la misa y para los actos de la jornada. El acto de exaltación corrió a cargo de la periodista radiofónica de Cope, Pilar Cisneros, alistana de origen, y tras unas breves palabras del presidente de la asociación, se hizo entrega de la capa de honor a Jesús Vara, una prenda que le quedaba al portador como un guante. También se produjo el homenaje reservado para las personas relacionadas con la capa alistana, para Prisca Domínguez, artesana textil de Aliste.

 

A la salida de la iglesia, visita al flamante Museo Etnográfico de la localidad, dispersión general y comida en el restaurante Matellán Hermanos con cerca de 200 comensales, para terminar con una visita al Museo Micológico de Rabanales, zona de reconocido prestigio para la recogida de este manjar tan otoñal.

Noticias relacionadas