La Asociación Nacional de Servicios Funerarios pide contundencia si se demuestra el fraude en El Salvador

Oficina de "El Salvador" en la calle de las Angustias, custodiada por la Policía. EP

Han matizado que la empresa investigada no forma parte de sus asociados.

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef) ha exigido hoy la depuración de responsabilidades, si las hubiera, tras conocer que la Policía Nacional investiga en Valladolid un supuesto fraude en la Funeraria El Salvador, donde durante los últimos años se habrían sustituido ataúdes de calidad por otros más baratos en procesos de incineración para reutilizar luego los primeros con otros clientes.

 

Conocida la investigación en marcha, que se ha traducido este mañana en registros de la Policía Nacional en las distintas sedes de la referida funeraria en Valladolid, Panasef, a través de un comunicado recogido por Europa Press, se ha apresurado a matizar que la mercantil investigada no forma parte de sus asociados, para a continuación condenar enérgicamente este tipo de actuaciones.

 

"En el caso de que se probara la veracidad de las prácticas publicadas e investigadas, instamos a la Justicia a que depuren todas las responsabilidades. Este tipo de actos no solo dañan la imagen del sector funerario sino que causan un profundo dolor a las familias implicadas", advierten desde la asociación.

 

"El código deontológico de Panasef, que condena estas malas praxis, es asumido por todas las empresas asociadas y es un compromiso de profesionalidad y transparencia hacia las familias", concluyen las mismas fuentes.

Noticias relacionadas