La autovía de Alcañices podría entrar en el plan de los 5.000 millones en carreteras del Gobierno

Travesía de la N-122 en el interior de la localidad de Alcañices.

El Gobierno estudia incluir la conversión en autovía de la N-122 entre Zamora y Portugal en el plan de Inversiones Extraordinarias.

El Gobierno de Mariano Rajoy estudia incluir la construcción de la autovía de la N-122 entre Zamora y Portugal en el anunciado Plan de Inversión Extraordinaria en Carreteras, que contará con 5.000 millones de euros para construir o mejorar 2.000 kilómetros de vías "de envergadura". El coordinador general del Partido Popular, Fernando Martínez-Maíllo, lo ha anunciado este miércoles durante una visita a la localidad de Alcañices (Zamora), municipio muy afectado por el intenso tráfico de esta carretera convencional.

 

La autovía Zamora-Portugal, conocida como la conexión de Alcañices, lleva años pendiente y para este 2017 tenía previstos en el presupuesto 1,3 millones de euros, cantidad con lo que sólo se pueden afrontar trabajos previos. Eso sí, Fomento quería licitar ya las obras este año, aunque antes hay que aprobar la declaración de impacto ambiental, pero habría que esperar a la adjudicación y los trabajos no empezarían hasta 2018. El principal problema es sacar el tráfico de la travesía de Alcañices, lo que como pronto no ocurrirá hasta el año que viene.

 

Maíllo ha señalado que el Ministerio de Fomento tiene una "voluntad clara" de sacar adelante cuanto antes esta infraestructura. "Existe compromiso y existe presupuesto. Así me lo ha trasladado personalmente el ministro de Fomento, que tiene como objetivo comenzar con la licitación de las obras en el año 2018", ha manifestado.

 

La incógnita ahora es si finalmente ese plan de los 5.000 millones de euros llegará a Zamora. "Los proyectos incluidos aún no están fijados y no se sabrán hasta septiembre u octubre, pero se está estudiando que la autovía de la N-122 pueda estar incluida para dar una solución cuanto antes a estos pueblos", ha explicado el diputado nacional por la provincia de Zamora.

 

La conversión en autovía de la N-122 en su trayecto entre Zamora capital y Alcañices es una reclamación histórica de las instituciones en la provincia, aunque en los últimos años, con el PP en el Gobierno, la reivindicación ha sido más soterrada. A pesar de ello, los parlamentarios del PP todavía culpan al Gobierno del PSOE de Zapatero de que no se haya hecho la autovía. En 2015 Fernando Martínez Maíllo arrancó a Fomento un acuerdo para poner en marcha la inversión, pero hasta ahora no ha sido posible. Sólo los presupuestos de 2017 han confirmado, al fin, que hay partidas para empezar. 

 

Se invertirán 2,63 millones para los tramos que van desde la Ronda Norte hasta Ricobayo, desde Ricobayo a Fonfría, de Fonfría a Alcañices, y desde este municipio hasta la frontera con Portugal. Se reparten entre los cuatro tramos en los que se divide la esperada conversión en autovía de la carretera hasta la frontera. Sólo para el tramo Alcañices-frontera hay 1,3 millones de euros y otros tantos para el resto.