La autovía de Alcañices y los pagos de la A-66 centran la inversión de Fomento en Zamora

Autovía

La esperada conversión en autovía del tramo entre Alcañices y la frontera recibe 1,3 millones y hay otros tantos para los otros tres tramos. Las facturas de la Benavente-Zamora cuestan 10 millones.

El proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año contempla una inversión por parte del Ministerio de Fomento de 244,82 millones de euros en Castilla y León, quince millones menos que en las cuentas de este año, un 5,7 por ciento menos, y donde destacan los 32,3 millones de euros destinados a la N-122.

 

En la provincia de Zamora se invertirán 2,63 millones para los tramos que van desde la Ronda Norte hasta Ricobayo, desde Ricobayo a Fonfría, de Fonfría a Alcañices, y desde este municipio hasta la frontera con Portugal. Se reparten entre los cuatro tramos en los que se divide la esperada conversión en autovía de la carretera hasta la frontera. Sólo para el tramo Alcañices-frontera hay 1,3 millones de euros y otros tantos para el resto.

 

Además, están consignados 9,72 millones para el tramo Benavente-Zamora de la A-66, que son el pago de la obra ya terminada y que Fomento comprometió con la empresa constructora durante años, junto al mantenimiento y conservación. A partir de 2018, las facturas serán mucho mayores: por encima de 30 millones de euros cada año.