La campaña de setas se adelanta un mes y espera llegar a las mil licencias

Recogida de setas la pasada temporada en Zamora. Foto: F. Oliva

Las tormentas y la bajada de temperaturas propician el inicio de la campaña, aunque de momento sin grandes cantidades, principalmente, de boletus edulis. Los aficionados, pendientes de poder sacar los permisos que puden acercarse al millar en Zamora.

La combinación de tormentas y bajada de temperaturas puede convertir el próximo fin de semana en el primero masivo de la temporada de setas en Zamora. Así lo han confirmado los responsables de Micocyl, que ya están con los preparativos para que los aficionados y profesionales puedan recorrer los montes zamoranos en busca de hongos comestibles. La subida de termómetros prevista para final de semana puede terminar de redondear la situación.

 

La campaña micológica otoñal se ha adelantado un mes en Castilla y León, debido principalmente a las tormentas y el descenso térmico registrado a últimos de agosto y principios de septiembre, que han favorecido la fructificación de especies, principalmente, de boletus edulis. Así lo ha confirmado el director científico de la Fundación Cesefor, entidad gestora del Programa de Micología en Castilla y León (Micocyl), Fernando Martínez Peña, que considera que los montes de la región están en las condiciones óptimas.

 

De momento, las cantidades no serán grandes y habrá que esperar a más lluvias y bajada de temperaturas, ya en pleno Otoño, para una eclosión total. Pero por lo menos los aficionados y profesionales ya pueden buscar hongos, fundamentalmente, boletus edulis; habrá que esperar más para la temporada del níscalo.

 

En lo que va de campaña, arrancó el 1 de agosto, se han expedido un total de 6.600 permisos en Castilla y León; de momento son solo de las provincias de Soria, Salamanca y Burgos. El resto, empezando por Zamora, están a la espectativa. Con estas licencias los recolectores locales y los foráneos pueden recolectar setas y hongos en las zonas reguladas, bajo la supervisión de agentes medio ambientales de la Junta y efectivos de la Guardia Civil. El año pasado fueron algo más de 800 los permisos concedidos y esta campaña se espera acercarse a las mil, aunque una de las asignaturas pendientes de Zamora es precisamente esa.

 

En la provincia son más de 27.000 las hectáreas reguladas por el proyecto Micocyl, en los términos municipales de Trabazos, Alcañices, Viñas, San Vitero, San Vicente de la Cabeza, Riofrío de Aliste, Tábara, Ferreruela, Porto, Espadañedo, Asturianos, Manzanal de los Infantes, San Pedro de Ceque, Santibáñez de Vidriales y Rábano de Aliste. Están todas agrupadas en una única zona.

 

Hay que tener en cuenta que se han cambiado las tarifas para esta temporada, con las modalidades recreativa y profesional. Los recolectores locales pagarán 15 euros por temporada y los recolectores vinculados a los municipios abonarán 25 euros en el caso de la modalidad recreativa y 50 euros en la comercial. Para los foráneos la tarifa será de 10 euros y sólo se podrá sacar la recreativo, que vale para dos días.