Cyl dots mini

La campaña de Zamora que deja a los agresores sexuales "sin excusas" este Carnaval

El ayuntamiento se centra en las justificaciones que se usan para encubrir comportamientos o actitudes contra la libertad sexual.

Este año el programa de Carnaval se complementa con la campaña puesta en marcha por la Concejalía de Igualdad y realizada por la agencia "Alto el Fuego", contra el acoso y las agresiones sexuales. El objetivo, es el de evitar que el anonimato permita y ampare las agresiones sexuales. Según manifestó la concejala de Igualdad, durante las fiestas se puede producir un repunte de las violaciones que se agrava con el anonimato que ofrece el Carnaval.

 

El Ayuntamiento de Zamora está posicionado como una institución concienciada contra el machismo y en la necesidad de concienciar a los ciudadanos para combatirlo a través de esta campaña en la que se desenmascaran comportamientos y excusas con las que habitualmente  tratan de restar importancia a las agresiones sexuales, parece que buscan, de alguna manera, justificarlas.

 

Excusas como "No me  dijo que no", "Para no querer se arrimaba mucho", Yo no hice nada, solo miraba", "Era un juego" o "Estaba borracho, no sabía lo que hacía", no hacen más que intentar encubrir una agresión sexual, y cuando alguien disfraza hechos tan graves no puede encontrar apoyo en los demás, "es un delito y, como tal, debe ser tratado".

 

Según Carmen Alvarez a través de esta campaña se pretende:

-Demostrar la gravedad de las agresiones sexuales, a pesar del machismo que trata de diluir las responsabilidades; promover espacios de respeto y seguros para las mujeres en cualquier época del año, especialmente, en épocas festivas.

-Evitar que el anonimato permita y ampare las agresiones sexuales y violaciones.

-Concienciar a la sociedad, sobre todo, a los más jóvenes de que ciertas prácticas y conductas son constitutivas de delito y que, independientemente de su castigo judicial, deben ser erradicadas.

-Apoyar a las mujeres, sobre todo a las más jóvenes, para que entiendan que lo que les ha pasado es una agresión sexual y que no tienen por qué aceptarla aunque vengan de gente muy cercana.

 

Y denunciar el machismo que subyace en la aceptación de ciertas excusas para defenderse de las agresiones sexuales. Para la responsable de la agencia Alto el Fuego, Esther Antón, estas son solo algunas de las frases "de las tantas que hay" que encubren un delito aunque se disfracen de escusas.