La carretera de Cañizal estará tres meses cortada por las obras para ampliar el paso bajo el ferrocarril

Paso bajo la antigua línea de tren en Pinilla. Foto: TrenZamora

Los desvíos empiezan el lunes con la señalización de los recorridos alternativos y las obras en el paso bajo la vía en Pinilla lo harán después del 23 de abril.

A partir del próximo lunes darán comienzo las obras correspondientes al "Proyecto de Ampliación de Galibo de la calle de Cañizal", con el fin de ensanchar el actual paso inferior existente bajo la línea del ferrocarril en el barrio de Pinilla que da acceso a la salida de la ciudad por la carretera CL-605. Por este motivo y durante el pazo de tres meses que durarán las obras, la carretera de Cañizal permanecerá cortada en este punto, estableciéndose los desvíos alternativos a través de la N-630 hacia el puente de los Tres Arboles, para el acceso a la ciudad, y a través de la carretera de Salamanca para la salida.

 

Este paso lo usan a diario unos 10.000 vehículos y por eso hace años que se pide su ampliación, tanto para los coches como para los peatones.

 

Los trabajos previos comenzarán precisamente el lunes con la instalación de la señalización alternativa y las obras propiamente dichas se iniciarán después de la festividad de Villalar, según ha informado el alcalde, Francisco Guarido, tras la reunión de la Junta de Gobierno Local. Dicha señalización se colocará de acuerdo con lo solicitado y autorizado tanto por el Ministerio de Fomento como por la Junta de Castilla y León, titulares de las vías respectivamente.

 

El presupuesto de ejecución de las obras es 200.000 euros, que serán financiados íntegramente por el Ayuntamiento ante la falta de compromiso económico por parte del Ministerio de Fomento o Adif, como propietaria de la vía del ferrocarril, a pesar de los cual si han dado su visto bueno al proyecto y facilitarán la acomedida de las obras.

 

Las obras suponen la ampliación de los poco más de seis metros de calzada actuales a veinte metros de anchura total, incluidas las aceras laterales con lo cual va a quedar un paso totalmente desahogado, con plena seguridad para los vehículos y para los peatones. Con la ejecución de este proyecto se resuelve unproblema de seguridad vial en una de las salidas de la ciudad más  concurrida y cumple también un compromiso largamente demandado por los vecinos del barrio de Pinilla.