La carretera de Fuentes del Ropel será arreglada tras los destrozos causados por el temporal

Visita de la delegada de la Junta a la carretera ZA-510 en Fuentes del Ropel.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente contrará próximamente la reparación del tramo de la ZA-510 afectado por el desbordamiento del río Ceo en el temporal del pasado mes de diciembre.

La delegada territorial, Clara San Damián, se ha desplazado este martes hasta la localidad de Fuentes de Ropel para comprobar el estado del tramo de la carretera ZA-510, afectada por las inundaciones del pasado mes de diciembre. En el transcurso de la visita ha estado acompañada por el alcalde de la localidad, Julián Vaquero, la jefa del Servicio Territorial de Fomento, Marta Cano, y técnicos de carreteras de la Junta de Castilla y León.

 

Durante su visita a la carretera en el término de Fuentes de Ropel, ha manifestado “el compromiso de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para el arreglo de esta calzada, que sufrió las consecuencias de la crecida del río Cea a su paso por dicha zona, por lo que los técnicos del Servicio Territorial de Fomento están con los trámites previos a la contratación de los trabajos de reparación del terraplén de la vía que se ejecutará en breve, una vez adjudicados, como así me ha solicitado el alcalde de Fuentes de Ropel”. “La Junta de Castilla y León da gran importancia a la conservación de las carreteras de las que es titular como lo demuestra la inversión de 3,6 millones de euros el pasado año en la red regional de carreteras en la provincia de Zamora”, según declaró la delegada territorial.

 

El alcalde de Fuentes de Ropel, Julián Vaquero, ha informado a la delegada de los numerosos daños ocasionados por el temporal de finales de diciembre en todo el término municipal, con especial incidencia en los cultivos de la zona. Clara San Damián se ha interesado por los destrozos del temporal y se ha comprometido a agilizar los trabajos de reparación de la carretera autonómica.

 

Las lluvias intensas de la penúltima semana de diciembre provocaron el desbordamiento de varios ríos, entre ellos el río Cea a su paso por esta localidad, lo que provocó que el agua sobrepasase el terraplén de la carretera ZA-510, de Fuentes de Ropel a Villafer, de titularidad de la Junta de Castilla y León.

 

La incidencia fue señalizada de forma inmediata, tanto con señalización vertical de advertencia de peligro como con elementos de balizamiento y una vez que el río recuperó su caudal habitual, se comprobó que la velocidad del agua había horadado la margen izquierda de la vía entre los puntos kilométricos 2+350 y 2+700. En concreto se había destruido parcialmente el muro formado por gaviones rellenos de grava, por lo que una vez contratados, se ejecutarán en breve los trabajos de reparación del terraplén. 

 

La delegada territorial, junto con el jefe de Protección Civil de la Junta, está llevando a cabo desde primeros de año la inspección de los municipios afectados por las inundaciones de diciembre con el fin de evaluar el impacto de los daños ocasionados en la provincia.