La Casa del Parque de Villafáfila organiza un anillamiento de gaviotas

Voluntarios ambientales colaboran con el Grupo Ibérico de Anillamiento en una jornada para poder capturar e identificar a ejemplares de la colonia de gaviotas reidoras que se han instalado en la laguna principal de Villafáfila.

Hace unos días se desarrolló en la Casa del Parque de Villafáfila una jornada de Voluntariado Ambiental que se realizó gracias a la colaboración  con el Grupo Ibérico de Anillamiento (GIA). En total fueron 15 los voluntarios que procedentes de Zamora, León y Palencia colaboraron con los anilladores especializadosEsta es la primera vez que el centro acoge un anillamiento de estas características y de una especie tan poco común, como son las gaviotas reidoras, en la Reserva Natural.

 

Habitualmente, estas gaviotas instalan su colonia de cría en las islas de la laguna Salina Grande (Villafáfila), junto con avocetas, cigüeñuelas, pagazas piconegras y algunas anátidas. Esta primavera, debido a la falta de agua en dicha laguna, la colonia de reproducción de gaviotas reidoras (Chroicocephalus ridibundus), se ha trasladado a las islas de la laguna principal del recinto de la Casa del Parque, donde han salido adelante más de 60 pollos. Además, en esta ocasión la colonia de cría es monoespecífica, es decir, está formada únicamente por las gaviotas reidoras.

 

Para poder capturar y marcar los pollos de las gaviotas reidoras, ha sido necesaria la colaboración de las 15 personas, entre voluntarios y anilladores expertos del GIA, que acudieron. Una vez preparado el equipo de trabajo de se fue dirigiendo al grupo de polluelos hasta la zona de captura. Para esta labor, fue necesario el uso de piraguas, que batieron la zona más profunda de la laguna.

 

El resultado final del trabajo, ha sido la captura de 38 pollos de gaviota reidora.  Una vez atrapados, además de la anilla metálica oficial, a todos los individuos se le instaló también una anilla de PVC de color rojo y letras blancas, que facilitará la identificación a distancia de cada uno de los pollos anillados. Con este tipo de marcajes, se busca conocer entre otras cosas, cual es el destino de las jóvenes gaviotas reidoras nacidas en la Reserva Natural, una vez que abandonan esta zona.