La CHD cambiará las líneas de inundación que afectan a buena parte de los barrios de Zamora

Mapa de inundabilidad de Zamora de la CHD.

La CHD actualizará los mapas de inundabilidad que han afectado a la calificación de suelo de muchas viviendas y barrios enteros que sí estaban dentro de las líneas de inundación previstas.

La Confederación Hidrográfica del Duero llevará a cabo una actualización de los mapas de inundabilidad de 2013, que afectan a una parte importante de la ciudad, según la respuesta a la alegación presentada por el Ayuntamiento y que ha sido dada a conocer por el alcalde, Francisco Guarido, en la Junta de Gobierno Local. Esos mapas consideran zona inundable buena parte de la ribera del Duero en la capital y han impedido la ampliación de Gaza por estar en zona de una improbable crecida.

 

Uno de los puntos conflictivos es, precisamente, la imposibilidad de construir a partir de este momento en aquellas zonas declaradas de riesgo de inundación, algo que lesiona los derechos de los propietarios que sí tienen reconocida la posibilidad de desarrollo según los planes generales de urbanismo de cada municipio. Y que ha frenado, por ejemplo, la ampliación de la fábrica de Gaza en Zamora, lo que ha obligado a la cooperativa a trasladarse tras el rechazo de la CHD al plan de ampliación de la lechera.

 

Como se recordará, el pasado mes de diciembre y a raíz del problema suscitado con los terrenos de Gaza, el Ayuntamiento presentó una reclamación la CHD en relación con la consulta pública de la revisión y actualización de la Evaluación del Riesgo de Inundación de la Demarcación Hidrográfica del Duero en el municipio de Zamora y especialmente la zona que corresponde al casco urbano de la ciudad.

 

En base a un informe técnico del Servicio de Obras y Urbanismo se solicita formalmente la revisión de las actuales líneas de inundación "que difieren sustancialmente de las previstas en el vigente Plan General de Ordenación Urbana de julio de 2011, instrumento urbanístico que fue informado favorablemente por la propia Confederación Hidrográfica del Duero"; poniéndole de manifiesto los problemas que está ocasionando a los propietarios de suelo la imposición de unas nuevas líneas de inundación que, además de no estar justificadas técnicamente, llevan consigo una desclasificación del suelo de hecho.

 

En la respuesta de la Confederación se indica que si bien se deben mantener las áreas de riesgo potencial significativo de inundación, de acuerdo con la normativa europea sobre los terrenos afectados por las avenidas de 500 años de periodo de retorno, a lo largo del presente año se llevará a cabo una "actualización de los trabajos de los trabajos realizados en 2013 procediendo de nuevo a la modelización hidrológico-hidráulica junto con el análisis geomorfológico-histórico del tramo afectado a fin de obtener un contraste de las actuales líneas de inundación".

 

Desde la Confederación se recuerda, no obstante, que los mapas de riesgo se sometieron a consulta pública a partir del 1 de octubre de 2013 y por un plazo de 90 días, "sin que se recibiera alegación alguna por parte del Ayuntamiento", y cuando solamente en el Sector de Gaza pasaron de estar afectados por riesgo de inundabilidad en un 6% en 2010, a estarlo en un 100% en la revisión de 2013.

 

Un detalle que no ha pasado por alto el alcalde ya que considera que tiene gran importancia desde el punto de vista político después de que el Grupo Popular acusara de dejación al actual Equipo de Gobierno en el tema e Gaza, cuando fue la Corporación anterior la que no presentó las reclamaciones y alegaciones que debía haber presentado; lo que lleva a concluir a Guarido que "el actual equipo de Gobierno ha cumplido y ha sido el PP el que metió la pata". No obstante el alcalde mostró su esperanza de que la revisión que se lleve a cabo "ponga un poco de orden en los mapas de inundabilidad de la ciudad".