La CHD mantiene en alerta por sequía al Esla-Valderaduey y la rebaja en las riberas de Aliste, Tera, Bajoz y Guareña

Embalse del Esla en Ricobayo.

La CHD rebaja la alerta en los ríos Aliste-Tera y en los de Bajoz y Guareña en el bajo Duero, que afectan a comarcas de la provincia de Zamora.

La Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Duero ha hecho públicos los indicadores de sequía de principios de julio, que reflejan algunas alteraciones por sistemas respecto al mes anterior. La decisión afecta a varios ríos y sistemas que riegan Zamora.

 

Así, el Órbigo y el Cega-Eresma-Adaja se suman a los que se hallan en estado de emergencia por las bajas reservas existentes: Esla-Valderaduey, Carrión, Pisuerga y Arlanza, así como Riaza-Duratón y Alto Duero. El Esla-Valderaduey es uno de los sistemas más afectados por la sequía, en especial en el embalse de Esla-Ricobayo, que es el más vacío de toda la CHD.

 

Por el contrario, como consecuencia de las precipitaciones de las últimas semanas, en la zona baja del Duero, el Tormes y Aliste-Tera, han experimentado una evolución positiva respecto al informe anterior y han pasado de estado de alerta al de prealerta, en el que también permanece la cuenta salmantina del Águeda. En la zona baja del Duero se encuentran los ríos Bajoz y Guareña que afectan a la comarca de Toro. También pasan de alerta a prealerta los ríos zamoranos Aliste y Tera.

 

Por otro lado, en el transcurso de su encuentro de este miércoles, la Junta de Gobierno ha dado cuenta de las peticiones de excepción al turno de riego presentadas ante el organismo de cuenca para establecer un régimen alternativo en regadíos concesionales del Estado, que han modernizado sus infraestructuras y resultan más eficientes. Concretamente, se han registrado un total de veintiséis solicitudes al respecto por parte de comunidades de regantes, de las que nueve han sido aprobadas al cumplir los requisitos y contar con el dictamen favorable de la comisaría de aguas y la dirección técnica.

 

COMISIÓN PERMANENTE SOBRE LA SEQUÍA

 

La Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), ha acordado este miércoles la constitución de una Comisión Permanente que tendrá capacidad para adoptar medidas que garanticen una gestión más óptima de los recursos ante la actual situación de déficit hidraúlica. El presidente de la CHD, Juan Ignacio Diego Ruiz, presidirá también esta comisión, que establece el Real Decreto 684/2017 de declaración de sequía prolongada en la demarcación española del Río Duero y que estará integrada por quince miembros, cada uno de ellos con derecho a voto, según ha informado el organismo de cuenca en un comunicado remitido a Europa Press.

 

Las medidas que adoptará la comisión permamente, que se reunirá con mas asiduidad, son las modificaciones temporales de concesiones sobre el dominio público hidráulico, como son la reducción de dotaciones de suministro de agua o la restricción de las condiciones de las autorizaciones de vertido, entre otras. También se encargará del control y el mantenimiento de los caudales ecológicos.