La crecida del Duero inunda sólo zonas próximas al cauce y no llega al nivel de hace dos años

La crecida anunciada por la CHD pasa sido muy progresiva y no llega siquiera a los niveles de hace dos años. El caudal ha sido elevado pero sólo ha inundado zonas que habitualmente ya quedan bajos las aguas.

El alcalde de Zamora, Francisco Guarido, y el concejal de Seguridad Ciudadana, Antidio Fagúndez, han efectuado esta mañana una visita a las zonas ribereñas del Duero con el fin de comprobar y situ la situación y el nivel de las aguas después de que desde la Confederación Hidrográfica se estimara para la jornada de hoy el pico más elevado de caudal, con un volumen que supera ligeramente los mil metros cúbicos por segundo.

 

Si bien la subida de nivel ha afectado a determinados tramos "inundables" de los paseos situados en ambas márgenes, que han sido convenientemente señalizados y acordonados por la Policía Municipal, la crecida experimentada hasta el momento no reviste gravedad y en estos momentos la tendencia es descendente, como señaló el concejal de Seguridad Ciudadana. También el alcalde ha recordado que la situación está perfectamente controlada, que el nivel alcanzado en esta ocasión es inferior al registrado hace solo un par de años y que el Ayuntamiento repondrá en la época de primavera, cuando ya no haya riesgo de crecidas, la zahorra arrastrada en los paseos ribereños para mantenerlos perfectamente Transitables.

 

No obstante Francisco Guarido ha aprovechado para reiterar la petición a la Confederación Hidrográfica del Duero sobre la necesidad de una mayor actuación preventiva y la limpieza de los cauces de los ríos Duero y Valderaduey a su paso por la ciudad, así como del arroyo de Valorio que provocó la inundación en la zona de Olivares durante los días pasados, al tiempo que comprometió también la colaboración del propio Ayuntamiento en este cometido.

 

Tanto el acalde como el concejal de Seguridad Ciudadana transmitieron, por lo tanto, un mensaje de tranquilidad a los ciudadanos recomendando no obstante que es conveniente mantener las precauciones necesarias, especialmente por los muchos paseantes habituales de las márgenes del Duero. No obstante Antidio Fagúndez recordó que por parte de la Policía Municipal se realizan controles periódicos "cada hora" para evaluar la situación y actuar en la medida que ello sea necesario.