La crisis del Reus no para: desciende a Tercera División por los impagos

La Federación Catalana de Fútbol (FCF) dijo que "no se encuentra en disposición de establecer cuáles serán sus efectos sobre el Grupo 5 de la Tercera División".

La secretaría general de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) denegó este 17 de julio la admisión del CF Reus Deportiu en la Segunda División B para la temporada 2019/20, debido aún a los impagos del club tarraconense hacia varios de sus jugadores y miembros del cuerpo técnico, acarreando así su descenso inmediato a Tercera División.

 

De esta manera, la RFEF indicó en su resolución, rubricada por el secretario general Andreu Camps, que el Reus no había cumplido con la obligación contenida en el Art. 105 del Reglamento General Federativo y demás normativa concordante (circulares, etc.), "consistente en la suscripción de avales".

 

Ante tal situación, la Federación Catalana de Fútbol (FCF) dijo que "no se encuentra en disposición de establecer cuáles serán sus efectos sobre el Grupo 5 de la Tercera División", ni tampoco "en las categorías territoriales del fútbol catalán", hasta el momento "en que la RFEF determine cómo quedará cubierta la vacante generada en el Grupo 3 de la Segunda División B".