La cuenta general vuelve a enzarzar a Guarido y PP en el Ayuntamiento

Guarido, San Damián y Prada charlan tras el pleno. Foto: F. Oliva

El equipo de Gobierno y el grupo popular se meten en una guerra de comunicados para explicar la aprobación de la cuenta general, en la que el PP se abstuvo de aprobar las cuentas de 2014, cuando gobernaba, y Guarido fue el único que votó a favor para evitar un bloqueo.

El nuevo equipo de Gobierno, con el alcalde Guarido al frente, y el PP municipal han protagonizado otro nuevo episodio de la intensa disputa que mantienen casi desde que el primer edil juró el cargo y se convirtió en alcalde tras décadas de gobiernos 'populares'. Una 'guerra de guerrillas' que alcanza todos los temas y en la que ninguno se da cuartel, hasta el punto de que casi cualquier cuestión es motivo de enfrentamiento.

 

El último capítulo ha llegado a colación de la cuenta general del Ayuntamiento. Las cuentas de 2014, el último ejercicio completo de la última alcaldesa del PP, Rosa Valdeón, llegaba a comisión informativa sin el aval del equipo de Gobierno. Desde primera hora, IU primero y PSOE después anunciaron su intención de abstenerse porque no comparten las conclusiones de esas cuentas por numerosos motivos. Sin embargo, la sorpresa fue la abstención del grupo popular. Sobre el papel, la abstención de todos los concejales dejaba en vía muerta las cuentas y, sin ellas, no es posible ponerse a trabajar con las nuevas de 2016.

 

Según una nota que ha dado a conocer el propio alcalde, el equipo de Gobierno conocía esta posibilidad, que el PP se abstuviera de una cuenta que se hizo bajo un gobierno de su color, y por eso, dice, marcó su estrategia previamente anunciando IU y PSOE abstenciones. Y con la decisión final, la de aprobarlas con el único voto a favor del alcalde, se echaba por tierra esta "estrategia" de bloqueo del PP.

 

"Las dos opciones que barajamos en el Equipo de Gobierno eran las siguientes: que el PP aprobara la Cuenta de Rosa Valdeón, cosa coherente y lógica; o que se abstuviera para intentar bloquear la economía municipal y al gobierno de izquierdas. La estrategia del Gobierno municipal era clara: si el PP aprobaba “su” Cuenta, es decir, la de Rosa Valdeón, el Equipo de Gobierno se abstendría; si el PP se abstenía, y para evitar consecuencias negativas para la economía municipal, sólo votaría a favor el Alcalde para “salvar” la Cuenta de 2014, mientras que los demás concejales de IU y PSOE mantendrían la abstención y con ella la valoración crítica de la Cuenta por parte del gobierno, que ya se ha hecho al igual que en años anteriores", ha explicado.

 

Por su parte, el PP tiene otra visión de los hechos. "El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora ha forzado en las comisiones informativas, celebradas en el Consistorio de la capital, a que el alcalde de la ciudad, Francisco Guarido, asuma por primera vez su condición de alcalde y que, por fin, haya adoptado una decisión a favor de todos los vecinos de Zamora", dice en una nota. "La portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora, Clara San Damián, ha señalado que se ha vivido una situación “surrealista” en las comisiones informativasEl Partido Popular en el Ayuntamiento de Zamora ha vuelto a mostrar su responsabilidad y Clara San Damián ha significado que Guarido no quería asumir las cuentas generales, algo que es necesario", añade. 

 

Para Guarido, "ante la cobardía del PP de hacer frente a su responsabilidad, el voto del alcalde salvó la situación". "La estrategia del PP era la catástrofe, es decir, que la Cuenta no se pudiera publicar por la abstención de todos los concejales y Grupos, lo que provocaría consecuencias negativas para el Ayuntamiento y los zamoranos". "Pretender apuntarse ahora que han “obligado” al Alcalde a gobernar es pretender justificar su incoherencia política", añade el alcalde para concluir: "Responsable es que Francisco Guarido haya salvado la Cuenta de Rosa Valdeón de 2014; cobardía es lo que hizo Clara San Damián no apoyando la Cuenta de la anterior Alcaldesa; surrealista es que el PP no apoye al PP; razonable es lo que ha hecho el Alcalde desbaratando la estrategia del PP".

 

El equipo de Gobierno explica, finalmente, que había consultado antes de la Comisión a los técnicos municipales sobre las consecuencias de no aprobar la Cuenta para la ciudad, y no ha improvisado a última hora, “presionado por el PP”.