La DGT incluye en su lista de tramos peligrosos el de los accidentes de Muelas y Cerezal y toda la N-631

Puente de La Estrella, en el trazado de la N-631.

La DGT actualiza la lista de los tramos en los que repartirá sus radares móviles con 22 nuevos trazados en la provincia. Entre ellos están el tramo de la N-122 de los accidentes más graves y todo el trayecto de la N-631.

La DGT ha actualizado la lista de tramos de especial vigilancia a los que destinará los radares móviles que hay en la provincia, hasta los 41. El pasado julio la lista ya incluía 39 tramos considerados especialmente peligrosos y a los que se iba a dedicar buena parte de la atención, muchos de ellos, carreteras nacionales y secundarias. Sin embargo, ha decidido actualizar la lista con nuevos tramos entre los que están algunos tristemente conocidos en Zamora. Esta es la lista completa.

 

Entre los 22 nuevos que ha dado a conocer este miércoles está el tramo de la N-122 que ha concentrado siete de los muertos en carreteras de este año. Corresponde con el tramo entre los puntos kilométricos 467 y 535 de esta nacional, en los que se han producido los trágicos accidentes de enero a la altura de Muelas del Pan y de agosto en Cerezal de Aliste. Ambos fueron dentro de estos puntos y ese tramo no estaba, según la DGT, en la lista incial que dio en junio.

 

A ellos hay que sumar la totalidad del recorrido de la N-631, la carretera que une la N-630 con la N-525, unos 55 kilómetros que no estaban en el anterior listado de la DGT y que concentran buena parte de los accidentes de tráfico en los que las especies cinegéticas son protagonistas. En esta carretera, durante 2014, 21 de los 22 accidentes contabilizados tenían que ver con la fauna. A ellos hay que sumar los kilómetros de la ZA-100 entre Santovenia y Tábara. En los dos casos la DGT especifica que no estaban en la lista anterior.

 

En la lista están también cuatro tramos de la A-6, que los los únicos de los 22 nuevos que están en vías de alta capacidad. El resto están en nacionales y comarcales, aunque de las carreteras secundarias (estas y las provinciales) hay 20 tramos, entre los que estaban en la primera lista y las que no, en los que la DGT va a poner especial atención a la hora de colocar sus radares.

Noticias relacionadas