La DGT no aplica bien su reglamento y miles de multas de radar podrían ser ilegales

AEA denuncia que los radares de tramo están imponiendo "miles de sanciones ilegales" en las carreteras secundarias.

Miles de multas de los denominados radares de tramo podrían ser ilegales porque la DGT no ha leído bien su propio reglamento, y está aplicando unos márgenes y límites que no son correctos. Así lo ha denunciado Automovilistas Europeos Asociados (AEA). El motivo es, según la organización, que estos radares no tienen previsto en su programación que la velocidad máxima fijada en este tipo de vías (de 90 km/h) puede ser rebasada en 20 km/h por turismos y motocicletas cuando adelanten a otros vehículos que circulen a velocidad inferior a aquella. Así son y así funcionan los radares de tramo.

 

Tal y como señala Automovilistas Europeos Asociados (AEA) en un comunicado, determinados radares de tramo de la Dirección General de Tráfico (DGT) ubicados en las carreteras convencionales están imponiendo miles de multas ilegales al no haber previsto en su programación que la velocidad máxima permitida en este tipo de vías -90 km/h- puede ser rebasada en 20 km/h por turismos y motocicletas cuando se dispongan a adelantar a otros vehículos que circulen a una velocidad inferior a la máxima permitida.

 

La organización de defensa de los automovilistas asegura que ha podido comprobar que este hecho se está produciendo en los distintos radares de tramo ubicados en carreteras convencionales de distintas provincias españolas, cuya velocidad está limitada a 90 km/h desde el pasado mes de enero. Por ejemplo, menciona el radar de tramo ubicado en el kilómetro 479,9 (sentido creciente) de la N-122, en Zamora, que desde enero está formulando denuncias a cualquier conductor que supere en el tramo controlado de 5,259 kilómetros los 90 km/h de velocidad media, sin tener en cuenta que se ha podido realizar algún adelantamiento, circunstancia ésta que permitiría alcanzar una velocidad de hasta 109 km/h sin cometer infracción alguna.

 

Asimismo, esta situación se produce en los radares de tramo situados en los kilómetros 132 (sentido decreciente) y 137,5 (creciente) de la N-630, en León; en los kilómetros 259,1 (decreciente) y 264,1 (creciente) de la N-320, en Guadalajara, o el ubicado en el kilómetro 486,5 (decreciente) de la N-430, en Albacete.

 

Fuentes de la DGT señalan que no tienen constancia de que se esté produciendo esta situación aunque, de todos modos, lo estudiarán en los próximos días. Según la DGT, existen en España 84 radares que controlan la velocidad media a la que circulan los vehículos en determinados tramos de carretera. El más activo de todos ellos durante el primer semestre de 2019, según datos de AEA, fue el situado en el kilómetro 49,2 de la AP-6, en Madrid, que denunció a 28.551 conductores, con un incremento de multas del 526% respecto a las impuestas en el mismo periodo del año anterior.

Comentarios

Luis 05/12/2019 01:37 #5
Espero que alguna empresa reclamadora potente se ponga manos a la obra, como las que hay cuando te cancelan vuelos o similares. Sin ellas, aunque tengas que pagar un 20% de comisión de la indeminización, no verías un duro porque a ver quien es el guapo que se mete a pleitear en solitario con la DGT o con Ryanair.
JAVI 30/11/2019 12:37 #4
COMO NO IBA A OCURIR SI EL ACTUAL DIRECTOR DEL LA DGT NI SIQUIERA TENIA CARNET DE CONDUCIR EN SU PRIMERA ETAPA COMO DIRECTOR EN LA EPOCA DE ZAPATERO, ES COMO SI NOMBRAN DIRECTOR DE UN HOSPITAL A UNA PERSONA QUE NI SIQUIERA ES LICENCIADO EN MEDICINA
carlos 30/11/2019 12:34 #3
Son funcionario, viven en su mundo. El resto les es indiferente. Ellos, afortunadamente, son felices (a costa de los demás).
prueba y error 30/11/2019 11:05 #2
Pero qué inútiles son los que nos gobiernan, por favor. Hace, se equivocan, lo intentan arreglar, vuelven a equivocarse. Si se equivocaran taaanto en la empresa privada, los despedirían por incompetentes. Igual por eso están en política, porque no valen para algo más útil...
Sergio 29/11/2019 22:32 #1
Si es cierta la noticia da la sensación de una indefensión total. Se hacen las cosas sin pensar ni razonar. Casi nunca salen bien las medidas adoptadas a la primera, en fin, da miedo poner el pie en la calle.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: