La DGT vigila con radares 22 de cada 100 kilómetros de carreteras en Zamora

TRIBUNA

Los radares de tráfico peinan en la provincia cerca de 750 kilómetros de carreteras secundarias y siete tramos de autovía.

Las carreteras de Zamora están estrechamente vigiladas por los radares de la DGT. Así se desprende de un informe realizado a partir de los datos de los tramos de especial vigilancia en los que Tráfico ha colocado buena parte de los radares móviles. En total, un 22% de los kilómetros de la red vial están cubiertos por los cinemómetros de Tráfico, una de las cifras más altas de Castilla y León.

 

Según los datos de la DGT, son 38 los tramos de especial vigilancia en los que la DGT ha colocado buena parte de sus radares. De ellos, siete corresponden a autovías y el resto están todos en nacionales y secundarias, la prioridad de tráfico desde que hace un año decidió que sus radares tenían que ir a las vías con más accidentes: el 70% se concentran en las secundarias, a pesar de que tienen mucho menos tráfico que las vías rápidas.

 

 

 

Esos 38 tramos suman unos 750 kilómetros de carreteras convencionales 'cubiertas' por los radares. Según los datos de tráfico, eso supone que 22 de cada cien kilómetros están vigilados por los dispositivos que miden los excesos de velocidad, principal causa de siniestralidad. El dato es uno de los más altos de Castilla y León, donde sólo Ávila (28%) y Soria (algo más del 22%) están por encima el rango de kilómetros controlados.

 

Para elegir este tipo de tramos, en los que la Guardia Civil extrema los controles de velocidad, la DGT tiene en cuenta el número de accidentes graves, con víctimas mortales o heridos que necesitaron  hospitalización; el número de accidentes en general y la información de la velocidad media de circulación en esos tramos. En total, la DGT ha identificado como peligrosos más de 1.300 tramos que suponen alrededor de 25.000 kilómetros de carreteras convencionales y que controla de manera especial mediante la ubicación de radares móviles. A estas zonas hay que añadir otros 66 kilómetros de radares de tramo y unos 580 de radares fijos, de acuerdo a la información disponible en la web de Tráfico.