La Diócesis se moviliza contra la pobreza

Del 7 al 20 de octubre se celebra en toda España la Semana de la Lucha Contra la Pobreza bajo el lema “Contra la riqueza que empobrece, actúa”. Tres entidades zamoranas participan en las movilizaciones.

Cáritas Diocesana de Zamora y la delegación en la Diócesis de la ONG católica Manos Unidas se unen a la Semana de la Lucha Contra la Pobreza que se celebra a nivel nacional e invitan a las parroquias y comunidades religiosas a tener presente esta iniciativa el domingo 13 de octubre colgando en cada iglesia una banda blanca y repicando las campanas antes y después de las Misas, haciendo una llamada a la solidaridad con los excluidos.

 

En la misiva, enviada a todas las parroquias de la Diócesis de Zamora, se dice que dentro de las diversas actividades que se van a organizar por todo el territorio nacional y en el marco común de la lucha contra la pobreza, las organizaciones católicas se unirán a la Semana de Movilización con un gesto simbólico: invitar a que en la eucaristía del domingo 13 de octubre se cuelgue en las iglesias una banda blanca –que es símbolo de Pobreza Cero en todo el mundo–, se repiquen las campanas al inicio y al final de la celebración, y se realice una llamada a favor de la solidaridad con las personas excluidas.

 

Como señalan en su carta Antonio-Jesús Martín de Lera, delegado episcopal de Cáritas Diocesana, y Pilar Gutiérrez González, delegada de Manos Unidas en Zamora, “es un gesto que nos reclaman las personas que pasan hambre en el mundo”. Recordando la tragedia de los inmigrantes muertos junto a la isla de Lampedusa, afirman que “cuando asistimos al escándalo de que 1.300 millones de toneladas de alimentos se tiren cada año a la basura, urge recordar a la sociedad, a los Gobiernos y a los organismos multilaterales que otro modelo económico y otra realidad son posibles”.

 

A pesar de la fuerte crisis que azota la provincia de Zamora y el resto del territorio nacional, no podemos olvidar que existen más de mil millones de personas que viven en una situación de pobreza extrema en todo el mundo. En el resto de España participarán, además de las Cáritas Diocesanas de otros territorios, las delegaciones de Manos Unidas y de Confer, las siguientes organizaciones católicas: Justicia y Paz, y Redes.