La Diputación adelante 7 millones de euros de tributos a los ayuntamientos zamoranos

Aprueba un adelanto a cuenta de la recaudación, que la mayoría de muncipios tiene cedida a la propia Diputación. El ingreso se hará de la recaudación de verano sobre el IBI y el BICES.

La Diputación de Zamora, dentro de la política de ayuda a los ayuntamientos en gestión y recaudación de los tributos que le tienen encomendados, ha aprobado un adelanto a cuenta, con cargo a la futura recaudación que se efectuará en el período del verano, del impuesto del IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles) de Urbana y BICES, por importe de 7,33 millones de euros. 

 

Este adelanto supone, según ha informado la Institución Provincial en un comunicado, el 50 por ciento de la recaudación del año anterior y se le hace a 239 municipios de la provincia, ya que de los 249 que existen, solo hay nueve ayuntamientos que no tienen delegada la gestión a la Diputación, entre ellos Zamora, Benavente y Toro. "Este adelanto supone dotar a los Consistorios de liquidez para que puedan hacer los pagos pendientes o cualquier otra situación presupuestaria o económica", han indicado las mismas fuentes.

 

A su vez, en los próximos días también se efectuará un adelanto de 780.000 euros a las mancomunidades de servicios y comunidades de regantes que tienen encomendada la gestión al servicio de Recaudación de la Institución Provincial.