Cyl dots mini

La Diputación ayudará a 36 farmacias en dificultades a poner el sistema de receta electrónica

El presidente de la Diputación y el del colegio de farmacéuticos, firmando el acuerdo.

El presidente de la Diputación de Zamora y el del Colegio Oficial de Farmacéuticos han firmado hoy un protocolo de colaboración para la implantación del sistema de receta electrónica que se llevará a cabo en Castilla y León. La medida supone subvenciones de 500 euros a 36 farmacias de la provincia de Zamora, destinadas a la adquisición de equipos informáticos.

Esta obligación supone una inversión difícil de soportar para las oficinas de farmacia del ámbito rural con viabilidad económica comprometida, es decir, con dificultades económicas debido a la baja población,  por lo que las instituciones firmantes han impulsado la implantación del proyecto en el ámbito rural y en concreto en farmacias que se ubican en municipios de menos de 1000 habitantes. 

 

El presidente de la Diputación destacó el carácter fundamental de las farmacias para el sistema de salud en la provincia, ya que el 70 % de las mismas están en pueblos pequeños y constituyen por tanto un servicio público sanitario de importancia en el medio rural, cuya continuidad se pretende garantizar a través de esta colaboración, para que sigan prestando sus servicios. "Una farmacia es mucho más en estas circunstancias, explicaba Fernando Martínez Maíllo, es un servicio cercano que a veces actúa como consejero sanitario y en lugares alejados de las grandes ciudades, que necesitan tener este servicio". 

 

Este protocolo es el primero que se firma con este carácter en la Diputación de Zamora, está dotado con un presupuesto de 20.000 euros y su vigencia será hasta el 31 de diciembre de 2015, por lo que se trata de una actuación solo para este año.

 

 

La colaboración implica la financiación por parte de la Diputación de un 50% del coste de la implantación del sistema de receta electrónica, lo que supone unos 500 euros para las 36 farmacias de la provincia de Zamora con viabilidad económica comprometida, es decir aquéllas a las que les resulte aplicable el Índice Corrector de los márgenes de las oficinas de farmacia, recogido en el apartado 8 del Real Decreto 823/2008, de 16 de mayo, por el que se establecen los márgenes, deducciones y descuentos correspondientes a la distribución y dispensación de medicamentos de uso humano.

 

La Diputación de Zamora se compromete así a facilitar a este tipo de farmacias el acceso a las ayudas que se convoquen en el ejercicio 2015 para la concesión de subvenciones a las pequeñas y medianas empresas dedicadas al sector comercio en la provincia de Zamora, incluyendo entre las actividades económicas subvencionables la correspondiente al epígrafe 652.1 del IAE "Farmacias: comercio al por menor de medicamentos, productos sanitarios y de higiene personal".

 

 

Ayuda para los pacientes crónicos

 

El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Zamora, José Espinosa, agradeció la respuesta de la Diputación de Zamora, única administración pública que ha prestado ayuda a esta petición, tal como explicó, que va a permitir a las farmacias aplicar el sistema de receta electrónica que es obligatorio por ley. Según manifestó el presidente de la organización colegial, el 60% de las farmacias de la provincia ya están preparadas para conectarse a la red de receta electrónica y el resto está trabajando en la adaptación a la misma, por lo que se prevé que después del verano podrían comenzar a dispensar los medicamentos a través de este sistema.

 

 

La receta electrónica permite a los pacientes con tratamientos crónicos y por tanto polimedicados acudir directamente a la farmacia sin tener que pasar cada vez por el Centro de Salud, ya que el sistema posibilita a través de una tarjeta que la farmacia pueda acceder directamente al historial farmacológico del paciente. Se consigue así disminuir la carga burocrática de los médicos.

 

De la propuesta inicial presentada a la Diputación por el Colegio Oficial de Farmacéuticos solo se aceptó la que afecta a las farmacias con situación económica comprometida, ya que el objetivo de la Diputación es apoyar al medio ruralLa adaptación de las farmacias a este sistema supone un coste añadido entre 4.000 y 6.000 euros, según manifestó el presidente del órgano colegial, por lo que además de estas ayudas de la institución provincial, las farmacias cuentan también con otras que les han posibilitado adquirir el certificado colegial y el lector de tarjetas a coste cero.

Noticias relacionadas