La encrucijada del juego online: ¿cómo se puede limitar sin prohibir?

A medida que avanzan los desarrollos tecnológicos, nuevos productos y servicios aparecen en escena, así como también algunos clásicos se renuevan para atraer a nuevas generaciones de usuarios.

Tal es el caso de los juegos de azar en línea y las apuestas deportivas en la web, sectores del entretenimiento online que han tenido excelentes resultados en estos últimos años. Sin embargo, no todo son buenas noticias para esta creciente y pujante industria, ya que desde distintos sectores se busca aplicar diferentes regulaciones. ¿Cómo se puede poner límites sin caer en la prohibición total?

 

De seguro te has cruzado a alguien en una sala de espera o en un transporte público jugando en línea. A lo mejor, uno de tus mejores amigos te comentó del hecho, o simplemente te enteraste por el creciente interés que este sector del entretenimiento online ha despertado en los grandes medios de comunicación. Lo cierto es que cualquier persona, de casi todas partes del mundo, puede acceder a una computadora o un smartphone y comenzar a jugar para vivir la adrenalina de los grandes casinos y eventos deportivos, pero desde la tranquilidad y comodidad de su hogar.

 

Sin ir más lejos, en los últimos años el crecimiento fue tal que el volumen de negocios de este sector se ha duplicado e incluso triplicado en algunos mercados, logrando conquistar a nuevos usuarios todos los días y rompiendo récords en materia de economía y finanzas. Por ejemplo, muchas personas que nunca antes habían pisado un casino o una lotería tradicional, han comenzado a elegir estas opciones para entretenerse en su tiempo libre. Este fenómeno, por supuesto, llamó la atención de expertos en materia de salud pública, quienes comenzaron a proponer límites de publicidad para el juego online.

 

En el caso de España, el tema se ha puesto en el tapete en este último tiempo. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se refirió al tema y aclaró que no se busca una prohibición total como en el caso de las drogas duras, sino que se pretende ejercer ciertos límites para evitar problemas para la población. Esto puede verse bien claro en sus declaraciones a la prensa: “La prohibición a secas no es una medida eficaz en comportamientos no saludables. El juego, como el tabaco o el alcohol, es legal y tiene una regulación estricta”, destacó. Así, algunas teorías que equiparaban los límites al juego con los del tabaco, pueden tener algún sustento, aunque se especula en que los límites no serían tan severos.

 

Ahora bien, eso no quiere decir que se ejecutará una “ley blanda”, ya que ha trascendido a la prensa que es probable que en el texto que se implemente figuren artículos que prohíban la publicidad en grandes eventos deportivos, así como también en horario infantil en la televisión. Se busca que los más jóvenes no tengan contacto con este tipo de sitios y comportamientos, para evitar problemas de adicción al juego en el futuro. Otra medida, sería la de evitar poner caras famosas –deportistas, actores, presentadores de televisión-, en los anuncios. El 2019 seguramente traiga grandes novedades al respecto, por lo que es mejor estar atento.