La escasez ha obligado a suministrar 400.000 litros de agua a 20 localidades de Zamora este verano

El Ayuntamiento de Zamora critica a la Diputación por no haber usado el suministro desde IFEZA hasta el día 23 de agosto a pesar de las restricciones en muchos municipios.

El Ayuntamiento de Zamora ha negado que haya puesto ninguna traba al suministro de agua en la provincia, puesto que antes de verano se firmó un Convenio entre Ayuntamiento y Diputación con el fin de dotar de agua potable desde IFEZA a los pueblos que la necesitaran. Sin embargo, asegura que no se ha utilizado esta posibilidad hasta el día 23 de agosto, cuando por primera vez se cargaron 19.000 litros con destino a Brandilanes, a pesar de las restricciones de consumo en muchos municipios de Zamora. En total, se ha suministrado agua este verano a 21 localidades por un total de más de 400.000 litros.

 

De los datos del servicio de Medio Ambiente de la Diputación, se deduce que durante los 15 días de mayor problema de sequía y de aumento de población, entre el 7 y el 22 de agosto, no se suministró agua con cisternas desde ningún punto, por lo que de ninguna manera es achacable esta circunstancia al Ayuntamiento de Zamora, explica en una nota de prensa, sino a la falta de previsión de la Diputación y a la falta de compromiso de la empresa Tralaza que, tras renunciar a la prórroga del contrato, ha sido incapaz de continuar el servicio en plena sequía y hasta la formalización de un nuevo contrato.

 

El Ayuntamiento de Zamora no quiere entrar en polémicas con la empresa que anteriormente recogía agua en el Parque de Bomberos para su traslado a pueblos, ya que evidentemente la relación del Ayuntamiento es exclusivamente con la Diputación Provincial.  En todo caso ante el comunicado emitido por esta empresa, el Ayuntamiento deja claro que:

 

- En ningún caso se ha puesto trabas para la recogida de agua por empresa contratada por la Diputación, sino que simplemente el Ayuntamiento ha puesto orden en lo que antes era un descontrol.

- La empresa en cuestión no tenía un contrato con Aquona, sino un permiso para recoger agua en el Parque de Bomberos y pagar las facturas a la empresa suministradora.

- El Ayuntamiento de Zamora, a la vista del informe que en su día emitió el Servicio de Medio Ambiente indicando el permanente desvío de agua que debería ir a los pueblos con problema de contaminación y sequía hacia industrias del alfoz, cortó radicalmente la situación con la firma de un Convenio con la Diputación para recoger el agua en un punto con contrato de la Institución Provincial (IFEZA)y con la responsabilidad de su traslado final, cosa que se viene haciendo en estos momento de manera normalizada.

- Nunca ha existido problema alguno para la firma del Convenio, y desde el primer momento la Diputación ha podido recoger agua en el punto de IFEZA.

- Desde el Ayuntamiento se puso coto y freno al desvío de agua de forma totalmente ilegal que era de suponer conocían tanto la empresa como la Diputación con el Convenio para toma de agua en IFEZA y responsabilidad de comunicación por la Institución Provincial de los traslados de agua.

 

El Ayuntamiento trasformó una situación ilegal en la que participaba la empresa y que obviamente debía conocer la Institución Provincial que la contrataba, en una situación transparente y legal. No deja de ser chocante que dicho lo anterior que son hechos objetivos, alguien se atreva a poner sombras de duda ante la actuación de regularización que ha llevado el Ayuntamiento de Zamora que, en plena sequía, ha mantenido el compromiso con los pueblos de esta Provincia y no ha planteado ninguna restricción al suministro de agua a éstos.