La escultura del diablillo del Acueducto que se hace un 'selfie' divide Segovia

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Segovia será el encargado de decidir si colocar una estatua del diablillo denominado Segodevs.

La posible colocación de la estatua de un diablillo haciéndose un 'selfie' en el Acueducto de Segovia ha desatado la polémica en la ciudad y deberña ser un juzgado el que decida su colocación o no ante la guerra judicial con los vecinos que sienten "herido" su sentimiento religioso.

 

De este modo, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Segovia será el encargado de decidir si colocar una estatua del diablillo denominado Segodevs (cuenta la leyenda que levantó el Acueducto segoviano en una sola noche) supone un ataque al sentimiento religioso, como ha denunciado la Asociación San Miguel y San Frutos .

 

No hay que olvidar que la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, y la concejal de Patrimonio Histórico y Turismo, Claudia Santos, presentaron el pasado 10 de enero la imagen de la estatua del "diablillo" que se va a a instalar en la calle San Juan y que evoca la leyenda de la construcción del Acueducto de la capital segoviana.

 

Según los datos aportados, la estatua, de 1,70 metros de altura y compuesta de bronce y granito, ha sido cedida al Ayuntamiento por su autor, José Antonio Abella, mientras que la fundición y colocación de la misma corren a cuenta del empresario segoviano José Luís Herrero.

 

La alcaldesa ha agradecido tanto al artista como al empresario su implicación en el proyecto y ha destacado el "carácter altruísta" que han demostrado ambos.

 

La estatua estará sentada sobre el muro de la calle San Juan, en la parte más alta de esta vía y sujetará con unas tenazas un sillar compuesto de granito.

 

El escultor, José Antonio Abella, ha incluido en la escultura un elemento de actualidad, un teléfono móvil con el que el diablo se está haciendo un 'selfie' frente a su obra, el Acueducto.

 

Por su parte la concejal Claudia de Santos ha recahazado los comentarios surgidos alrededor de la escultura en los que se dice que el autor cede la escultura pero mantiene los derechos de autor, ya que es "algo absolutamente irreal y además es un comentario malvado, torticero y falso" ha aegurado la edil, quien ha calificado de "injusticia" es "escarnio" que están sufriendo el empresario y el autor.

 

La propia concejal ha aclarado los objetivos que se persiguen con la colocación de dicha estatua y es "ar a conocer la leyenda del Acueducto, que es patrimonio inmaterial" de Segovia y es una forma de "hacerla tangible".

 

Además una vez que el visitante está en ese punto, está muy cerca de la muralla, el Valle del Eresma, y pueden visitar el Barrio de los Caballeros que contiene "varios palacios y un patrimonio espectacular y menos conocido", ha precisado De Santos.