La estación del AVE de Otero, de la polémica artificial a convertirse en realidad

Proyecto de la estación de la alta velocidad ferroviaria en Otero Sanabria.

La estación sanabresa del AVE, contestada de manera artificial por los 26 habitantes de Otero, da un nuevo paso para entrar en servicio en 2018. Estará funcionando antes de la llegada a Ourense y dará servicio a cerca de 40.000 viajeros al año.

Esta semana se ha dado un nuevo paso para que la comarca de Sanabria tenga su flamante estación de alta velocidad. Adif ha confirmado la licitación del proyecto de la estación de Otero, una obra de 5,1 millones de euros no exenta de controversia por la lectura que se ha hecho del proyecto desde hace años: se puso el foco en la escasa población de la localidad que lo alberga, 26 habitantes, en lugar de en los 38.000 usuarios que tendrá.

 

La obra tenía que haberse licitado el pasado verano y se ha retrasado un poco, aunque de momento no compromete el objetivo de que esté operativa en 2018. En cuanto se adjudique, la empresa que se lleve la obra tiene nueve meses para acabarla. El ministro de Fomento prometió que el AVE estaría en Sanabria el año que viene y que la estación se construiría: de hecho, se hará antes de la llegada de la alta velocidad a Ourense. Antes se terminó el viaducto de Otero, fundamental para este tramo. Este es el diseño aprobado.

 

De momento sabemos que la estación se construirá en la localidad de Otero de Sanabria, en el término municipal de Palacios de Sanabria, y el acceso se realizará a través de un nuevo vial de conexión con la carretera nacional N-525, que a su vez enlaza con la autovía de las Rías Baixas (A-52). El proyecto comprende un nuevo edificio de viajeros, la construcción de un nuevo tramo de 160 metros de longitud que conecte el vial de acceso al PAET (Puesto de Adelantamiento y Estacionamiento de Trenes) con la urbanización de la estación, con plaza de acceso y áreas peatonales, además de un aparcamiento en superficie, una pasarela de conexión entre andenes, escaleras y rampa y andenes y marquesinas.

 

En total, algo más de 5,1 millones de euros que generaron una polémica simplista. En 2013, el eurodiputado Ramón Tremosa, de la extinta CDC, consideró un dispendio las estaciones del AVE proyectadas en la provincia de Zamora, incluida la de la capital, y calificó la de Otero como "minúscula" y "furtiva" para justificar una pregunta sobre la sostenibilidad económica de las dos estaciones zamoranas. Aquel análisis se hizo sobre la base de que la localidad donde se asienta la estación, Otero de Sanabria, tiene 26 habitantes. Sin embargo, la estación sanabresa está plenamente justificada.

 

La pregunta de Tremosa eludía que la actuación en la estación de Zamora capital era sólo una reforma y adaptación, y que la estación de Otero de Sanabria daría cobertura a toda una comarca que tiene en total 7.000 habitantes y es zona de paso hacia Galicia en el trazado de la alta velocidad. Un estudio de demanda calculaba un tráfico anual en la estación de 38.000 viajeros en el 2020 -30.000 de larga distancia y 8.000 de media, por el volumen turístico de una zona con gran atractivo.  Eso son unos 100 al día para la estación sanabresa y el resto de las que forman el tramo citado. Se prevé, además, tráfico de pasajeros portugueses.

 

Fomento ha anunciado que la alta velocidad llegará primero a Pedralba y la comarca sanabresa y luego a Ourense. Los avances y el cambiador de ancho permitirán usar 120 kilómetros más de línea, aunque con dos años de retraso sobre la anunciado.