La familia de Leticia Rosino mantiene que hubo intento de agresión sexual

Concentración en Tábara (Foto: F. Oliva)

La familia se ha personado en la causa como acusación particular y considera que hay indicios que sustentan la tesis de un intento de violación.

La defensa jurídica de la familia de Leticia Rosino, la joven asesinada en Castrogonzalo, mantiene el intento de agresión sexual a la víctima como móvil de la muerte. La familia, que ejerce la acusación particular, ha procedido a personarse en la causa esta tamañana como ha confirmado su abogado. La acusación mantiene que el ataque a la joven tuvo una clara intención sexual, aunque el autor confeso del ataque no pudiera consumar la violación.

 

Según el informe forense preliminar, el menor y autor confeso de la muerte de la joven de Castrogonzalo atacó a la mujer impulsado por un violento ataque de ira tras un altercado con su padre, primer sospechoso del asesinato, pero no la agredió sexualmente según confesó. Sin embargo, la familia entiende que eso no es incompatible con un intento de agresión. La autopsia, además de las lesiones mortales en cráneo y cara, detectó heridas traumáticas en el cuello pero, al parecer, no apreció golpes, moratones o contusiones en la espalda.

 

El cuerpo sin vida de la joven fue encontrado sin unas mallas y sin ropa interior, lo que según la familia refuerza la tesis del intento de agresión sexual, junto con el hecho de que el menor acusado se llevara a la fuerza a la joven a un lugar lejos del camino donde inició el ataque. En toda la investigación realizada solo queda por hallar el teléfono móvil de Leticia, que no ha aparecido, y según las hipótesis perdió durante el forcejeo con el menor.

 

La joven fue encontrada muerta en la madrugada del 4 de mayo en la localidad zamorana de Castrogonzalo con graves heridas tanto en la cara como en el cráneo debido a fuertes golpes. Aunque las primeras investigaciones no encontraban un móvil concreto, desde el principio se habló de un intento de agresión sexual por parte del primer sospechoso y detenido, un varón apodado 'el pastor', que fue puesto en libertad tras la detención de su hijo, autor confeso.