La FIFA se opone oficialmente a la celebración del Girona-Barcelona en Miami

Infantino

Javeir Tebas ya dejó entrever anteriormente que le importa relativamente lo que diga la FIFA sobre sus planes. 

El Consejo de la FIFA, presidido por su máximo responsable Gianni Infantino, ha debatido este viernes la propuesta de que el Girona-Barcelona de LaLiga Santander se dispute en Miami (Estados Unidos) y ha dictaminado su oposición frontal a esa posibilidad, argumentando la "idea fundamental" de que "los partidos oficiales de liga deben disputarse dentro del territorio de los respectivos países".

 

"Siguiendo una petición de consejo por parte de la Federación Española, US Soccer y la Concacaf, el Consejo de la FIFA ha debatido este asunto y la propuesta oficial de disputar un partido de LaLiga en Miami. El Consejo apoya la idea fundamental de que los partidos oficiales de liga deben disputarse dentro del territorio de los respectivos países. El Consejo tiene un punto de vista muy claro en este asunto", sentenció Infantino ante la prensa en Kigali (Ruanda), donde se reunió el Consejo de la FIFA.

 

En cualquier caso, el presidente de LaLiga, Javier Tebas, ya relativizó el mes pasado la importancia que tiene para él la postura de la FIFA. "Tengo mucho respeto a Gianni Infantino y la FIFA podrá pensar y tener opinión, pero no está en el procedimiento reglamentario y hay que ver las opiniones de otras instituciones", sentenció entonces a finales de septiembre.

 

El pasado 11 de septiembre, el FC Barcelona, el Girona FC y LaLiga solicitaron formalmente a la Real Federación Española de Fúbol (RFEF) la autorización para disputar en Estados Unidos su duelo de la jornada 21 en LaLiga Santander, que se disputaría en el Hard Rock Stadium de Miami a las 20.45 (hora española) del 26 de enero. La propuesta encontró la oposición de la RFEF y de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) y la sede del encuentro sigue en el aire.