La frase de Mañueco para cuando toca ignorar las fracturas internas

Alfonso Fernández Mañueco y Jesús Julio Carnero, en la Escuela Internacional de cocina de Valladolid. J. MARTÍN

Fernández Mañueco ya tiene frase hecha para evitar  hablar de los problemas internos por la designación de candidato en Ávila o Segovia.

Lo ocurrido con las candidaturas a las alcaldías de Ávila y Segovia empieza a ser un problema recurrente para Fernández Mañueco. El sobresalto de ver cómo el presidente nacional, Pablo Casado, se saltaba a las direcciones provinciales y nombraba por su cuenta a dos candidatos todavía resuena en las estructuras internas del PP de Castilla y León. Desde entonces, el presidente del PP regional aguanta la respiración cada vez que sale el tema. Y ha empezado a acostumbrarse a repetir una misma frase.

 

"No hay nada más aburrido que hablar de los políticos", ha dicho para quitarse de encima las acusaciones del presidente de la Diputación de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, que aspiraba a ser candidato en la alcaldía de la capital abulense y que desde entonces amenaza con un cisma interno. Como recogé la edición regional de ABC, la respuesta de Mañueco no se ha hecho esperar: "Quién no quiera estar en el PP lo que tiene que hacer es decirlo claramente e irse" como ya han hecho "otras personas", en referencia a la reciente baja de la formación anunciada por el soriano Antonio Pardo.

 

Así lo ha asegurado en una entrevista radiofónica en Onda Cero, en la que recuerda que "ha habido gente que no se sentía cómodos y han tomado la decisión de irse". "El PP es un partido abierto y libre en el que está la gente que quiere", ha dicho al tiempo que ha recordado que el PP "no acepta pulsos".

 

Así ha respondido así a las críticas que desde el PP de Ávila Sánchez Cabrera ha realizado tras la designación del candidato abulense de la formación por parte de Pablo Casado y al hecho de que Antonio Pardo, presidente de la Diputación de Soria, se presente por una cualición independiente a la Alcaldía del Burgo de Osma. "Una de las características de un partido político es sin duda la disciplina y respetar a quienes tomen las decisiones", ha rematado.

 

No es la primera vez que recurre a esta frase para quitarse de encima una polémica. "Lo importante para mí es pensar en las personas, no hay nada más aburrido que una campaña electoral hablando de los políticos", dijo el 29 de noviembre en Salamanca en una visita a una obra cuando se le preguntaba pjor el lío de su propuesta para poner en marcha la carrera profesional en la función pública y el revelador mensaje interno de Whatsapp sobre la táctica a seguir con la propuesta.