La Fundación Ortega Marañón abre el curso con 70 estudiantes

Imagen de la primera lección de la Ortega Marañón.

La antigua sede de la Diputación acoge la primera actividad académica de la Fundación Ortega-Marañón con 70 alumnos de varias universidades americanas que llegan procedentes de Toledo para sus cursos en Zamora.

La Fundación Ortega Marañón en Zamora ha iniciado su actividad con la llegada del primer grupo de estudiantes norteamericanos, 60 estudiantes. En un acto celebrado en la antigua Diputación Provincia se ha dado el pistoletazo de salida a la actividad con presencia de la Fundación, José Varela, y de representantes de las instituciones locales y provinciales, que han recibido a los primeros 60 estudiantes.

 

Posteriormente los primeros alumnos de diversas universidades norteamericanas que componen este primer grupo han efectuado una visita guiada por el conjunto histórico de la ciudad. Los alumnos procedentes de universidades americanas como Minnesota, San Diego, Princeton, Chicago, Arcadia, St. Norbert, y Kobe University estarán una semana en nuestra provincia realizando actividades diversas como la que ha tenido lugar en el edificio de la Diputación así como con la visita a distintos lugares de la provincia para conocer nuestros monumentos y nuestros espacios naturales más destacados.

 

Estos alumnos realizan cursos de aprendizaje de español a través de la Fundación Ortega-Marañón y se han desplazado desde Toledo donde están desarrollando un curso lingüístico dentro del programa de primavera. Tal y como avanzó José Varela, presidente del Patronato de la Fundación, se prevé que otros grupos de estudiantes americanos de desplacen hasta Zamora dentro de los programas de otoño y primavera próximos en número y tiempo similar, es decir unos 70 alumnos durante una semana. En todo caso, añadió que esto es variable y que la previsión para el programa de verano podría variar tanto en número como en tiempo de estancia en nuestra provincia. Además, avanzó la posibilidad de que estas actividades de la Fundación con Zamora pudieran extenderse a universidades de la América hispanohablante.

 

BECAS

 

También, según destacó tras la celebración de la actividad académica el presidente de la Diputación, Fernando Martínez-Maillo, "la institución provincial firmará próximamente un convenio, en el que también estaría el Ayuntamiento de Zamora, con la propia Fundación para ver los términos económicos con los que poner en marcha las becas que son uno de los instrumentos para traer a estos estudiantes durante diversos meses a nuestra ciudad y provincia"Martínez Maillo se mostró ilusionado con este proyecto y convencido de que va a ser una buena alternativa para Zamora desde el punto de vista cultural, turístico y económico.

 

Por su parte, José Varela, tras agradecer el empeñó en este proyecto del profesor Miguel Ángel Mateos y el apoyo de la Diputación y del Ayuntamiento de la capital, insistió en que es "una oportunidad de poner a Zamora en el mapa de las universidades de primer nivel en el mundo, muchas de ellas americanas". Asimismo afirmó que con el tiempo será una oportunidad de ida y vuelta que permitirá a los estudiantes de Castilla y León y de Zamora ir a realizar cursos a estas universidades americanas.

 

Respecto a las futuras becas, aclaró que es la forma de vincular a las universidades con las actividades de la Fundación y que éstas deberán ser financiadas por la propia Fundación, por la Diputación y el ayuntamiento de Zamora y "esperemos que por la Junta de Castilla y León ya que así se ha comprometido por escrito".

 

Finalmente, Miguel Ángel Mateos, que fue el encargado de dar la actividad académica a los 70 alumnos americanos en el salón de actos de la antigua sede de la Diputación, explicó que el contenido de su conferencia trató sobre el Camino de Santiago y la vinculación que tiene la provincia con Portugal y con el resto de regiones españolas del Noroeste. Hay que subrayar, como se ha dicho ya en más ocasiones, que la singularidad de Zamora dentro de las actividades de la Fundación Ortega-Marañón pasa por nuestra proximidad con Portugal y por la aportación del habla que puede hacer al idioma castellano.