La grúa en Zamora, a años luz de otras capitales: 30 euros frente a los 180 de Zaragoza

Vehículo del servicio de la grúa de Zamora.

La retirada de un vehículo por la grúa cuesta en Zamora 30 euros, una sexta parte que en la capital más cara de España y muy por debajo de la media. El motivo, que hace años que no se actualizan las tarifas, pendientes de la renovación del contrato.

Un estudio de OCU sobre los servicios municipales de retirada de vehículos en 54 ciudades españolas señala que el coste medio de la grúa es de 100 euros, un 30% más caro que el coste de una grúa privada. El informe constata las notables diferencias de precios por un mismo servicio, entre la ciudad más cara, los 205 euros de Zaragoza, y la más barata, los 36 de Zamora, total que incluye la retirada del vehículo por parte de la grúa y una hora de la tarifa de estacionamiento en el depósito que se cobra, pero no la multa por la infracción.

 

El motivo de esta diferencia, que sitúa a la capital zamorana como la más barata con enorme diferencia, reside en la falta de actualización del contrato. De hecho, el Ayuntamiento de Zamoar está trabajando en una nueva licitación para acabar con esta situación que ha dañado las arcas municipales por la obsolescencia no solo de las tarifas, sino también del servicio. De hecho, el contrato está caducado desde el año 2008 y el equipo de Gobierno busca fórmulas para actualizarlo porque con su vigencia se mantienen los precios.

 

Esto supone que cuando el servicio municipal de la grúa retira un coche de la vía el propietario desembolsa 30 euros, una sexta parte que en Zaragoza, donde son 180 euros y una tercera parte de la media, que son 90. En Castilla y León solo León (47) Ávila (49 euros) y Burgos (67) están cerca; la más cara sería Valladolid, donde cuesta 99 euros. Esta situación puede cambiar en el futuro próximo porque la actualización del contrato de la grúa municipal y de la ORA, el estacionamiento regulado, es una de las tareas pendientes que deja el actual equipo de Gobierno al no haberse considerado su revisión.

 

El estudio de OCU realizado en las 54 principales ciudades de España compara el coste de retirar el coche por la grúa municipal y su depósito durante 1 hora. El resultado señala a Zaragoza como la ciudad con la grúa más cara seguida de San Sebastián, Valencia, Barcelona, Madrid y Sevilla. Por el contrario las ciudades más baratas del estudio son Gijón, Guadalajara, Almería, Huelva, Badajoz, Ciudad Real, León, Ávila, Melilla y Zamora, ciudades todas ellas con un coste inferior a los 70 euros, que es el precio medio de la retirada de un vehículo por una grúa privada.

 

Para OCU estas diferencias de precios tan notables se dan porque la normativa permite que cada ayuntamiento administre la retirada y depósito de vehículos como estime oportuno, bien como servicio municipal o a través de una empresa concesionaria. En el caso de Zamora, la empresa gestiona la ORA que está en una situación similar, con unos precios de estacionamiento en la zona azul a años luz de los que rigen en capitales del entorno.

 

También permite la normativa nacional  que cada ayuntamiento cobre lo que le parezca, por lo que muchos ayuntamientos encuentran en este servicio municipal una vía fácil de aumentar la recaudación y cobran, además de la multa, una tasa por depósito o por interrupción que en muchas ocasiones es otra sanción encubierta. En el caso de Zamora, y según el estudio de OCU, son 6 euros por el depósito de una hora, lo que eleva la factura por la retirada del vehículo y su depósito a los 36 euros. A ello habría que sumar la multa correspondiente a la infracción que hubiera facultado la retirada del vehículo.

 

Además de la multa y la retirada del vehículo, hay que pagar por el depósito del mismo hasta que su propietario lo recoge. La mitad de las ciudades analizadas cobra por el depósito en las dependencias municipales desde el primer minuto, en el resto el coste de la retirada de la grúa incluye unas horas de depósito gratuito. OCU denuncia además que en todas las ciudades se factura el depósito del vehículo por horas o por días completos, cuando desde 2006 la normativa de parking obliga a que se facture por minutos.