La Guardia Civil aumenta la vigilancia durante la berrea tras detectar furtivos en la comarca de Tábara

La Guardia Civil de Zamora intensifica la vigilancia contra la caza furtiva. Entre septiembre y octubre se ha detenido a varias personas con trofeos ilegales de caza.

La Guardia Civil de Zamora ha reforzado el dispositivo de vigilancia sobre los terrenos cinegéticos que se ven afectados por la caza furtiva en la época de la berrea. Los principales afectados son los cotos que tienen autorizada la caza mayor dentro de su plan cinegético, así como la reserva Regional de Caza Sierra de la Culebra y los cotos colindantes.

 

Este sistema de caza ilegal o furtiva, "crea perjuicio y alarma social dentro de los legítimos propietarios de los terrenos cinegéticos afectados por el furtivismo, como los cazadores autorizados que abaten más piezas de las autorizadas en busca de un mejor trofeo, todo ello en perjuicio de la riqueza cinegética referente a la caza mayor dentro de estos cotos", han explicado fuentes de Benemérita.

 

Por parte de la Guardia Civil de Zamora se ha incrementado los servicios referentes a la vigilancia e inspecciones dentro de estos terrenos y a este tipo de actividades. Hasta el momento, se ha intervenido cuatro trofeos de ciervo y dos armas largas, concretamente rifles caza mayor. A finales de septiembre se intervino un trofeo de ciervo en el coto perteneciente a Escober de Tábara, cuando los cazadores realizaban el trasporte del trofeo sin el precinto legal.

 

En octubre se intervino un trofeo de ciervo en Moreruela de Tábara, sin precinto, lo que supone una infracción a la ley de Caza. A su vez, se investigó a otras dos personas como supuestos autores de un delito de caza furtiva, interviniéndosele a una de estas personas un trofeo de ciervo y un arma por supuesta caza ilegal en los terrenos de Valparaíso y Fresno de la Carballeda. Al otro cazador investigado se le incautó un trofeo de ciervo por supuesta caza ilegal en los terrenos de Valdemerilla.

 

Las actuaciones se han llevado a cabo por componentes de las patrullas del Seprona de la provincia, agentes de los puestos de Tábara, Mercado del Puente y Villardeciervos. Las diligencias practicadas, denuncias administrativas y efectos intervenidos fueron entregados a las autoridades pertinentes para cada caso.

 

Por otro lado, en materia de pesca el pasado 8 de octubre componentes del Seprona de la Comandancia de la Guardia Civil de Zamora han procedido a la incautación de artes prohibidos en materia de pesca como son las redes en el paraje de la Central de San Román. A la llegada de los agentes, esta persona estaba utilizando artes prohibidas en la práctica del deporte de la pesca, por lo que, una vez identificado, se procedió a la incautación de los medios empleados y se comunicó administrativamente este hecho a la autoridad correspondiente.