La Guardia Civil auxilia a una octogenaria que se había caído en su casa en Benavente

La Guardia Civil de Zamora ha auxiliado a una octogenaria en su domicilio en la localidad de Benavente (Zamora) que no era capaz de moverse por fuertes dolores en la cadera.

Los hechos, según han explicado desde la Comandancia en una nota de prensa, ocurrieron el 9 de diciembre cuando la Guardia Civil de Zamora tuvo conocimiento, a través del 112, de que una mujer de avanzada edad pedía auxilio desde el interior de su domicilio. Una patrulla de la Guardia Civil de Zamora se desplazó al lugar y comprobó a través de una de las ventanas de la vivienda como en su interior se encontraba una mujer de avanzada edad tumbada sin poder levantarse y que pedía auxilio a gritos.

 

 

Los guardias civiles componentes de la patrulla tuvieron que acceder al interior de la vivienda a través de una de sus ventanas para poder auxiliar a la octogenaria que se quejaba de fuertes dolores en una cadera y no le permitían moverse. Los agentes asistieron a la víctima que fue posteriormente trasladada al complejo hospitalario comarcal de Benavente.