La Hiniesta y San Pedro harán fin de semana 'de tres días' el próximo 2015

Las peñas, el pasado ciclo de San Pedro.

La tradicional romería y el día grande del patrón de la capital caen en lunes y propician un fin de semana largo. Se suma a los que habrá en Semana Santa, por La Inmaculada-Constitución o Todos los Santos.

Los días 25 de mayo, La Hiniesta, y 29 de junio, San Pedro, serán las fiestas locales para el próximo año, según se ha fijado hoy por la Junta de Gobierno Local. Ambos festivos caen en lunes y se integran en el calendario general de fiestas laborales para 2014 en la capital, que incluyen las de carácter nacional, autonómico y local. De este modo, los ciudadanos de Zamora suman un par de los conocidos como fines de semana 'de tres días' más al calendario ya conocido al coincidir en lunes estas dos tradicionales fiestas locales.

 

Según el calendario festivo nacional y autonómico para 2015, no habrá ni uno de los denominados 'puentes' festivos, es decir, la práctica de colocar un día entre festivo y festivo y que hace que el laborable deje de ser efectivo. Para el próximo año se ha reducido al máximo esta posibilidad, aunque el hecho de que las Comunidades Autónomas puedan colocar festivos ha servido para que Castilla y León se 'fabrique' algunos puentes y fines de semana prolongados. El calendario completo ha quedado así.

 

 

Así, la Junta ha pasado la fiesta de la Constitución al día 7, lunes, que se une al festivo de La Inmaculada, el día 8; el resultado es un fin de semana de cuatro días, ya que el día 7 no es festivo nacional, pero sí regional. También se plantea un 'puente' para el 24 de abril, ya que el día 23 de abril es el día de la Comunidad, festivo, y cae en jueves. Además, la Junta ha pasado el día de Todos los Santos, que el próximo año 2015 cae en domingo, al lunes cion el resultado de un fin de semana de tres días.

 

Además, hay que apuntar el día 2 de abril, Jueves Santo, festivo en todas las comunidades salvo Cataluña y Valencia y que se une al día 3 de abril, Viernes Santo, festivo nacional; el resultado, un fin de semana de cuatro días. Este está justificado también por la afluencia turística, masiva en Castilla y León para disfrutar de las celebraciones de la Semana Santa.